El derecho humano al agua en las colonias de los pedregales de Coyoacán es violentado por Valentín Maldonado.

WhatsApp Image 2017-04-26 at 12.29.30 PM.jpeg

Desde principios del 2017, los vecinos de las colonias: Ajusco, Santo Domingo, Santa Úrsula, Ruiz Cortines y Pedregal de Carrasco de la delegación Coyoacán, han reportado una constante falta de agua en sus domicilios que va desde 15 días hasta periodos de meses. Los colonos se han dado a la tarea de revisar los pozos de las zonas que los abastecen. En un periodo de un mes revisaron nueve pozos con el SACMEX donde constataron que estos tienen agua y están en funcionamiento. Autoridades del mismo sistema han manifestado que la operación de los pozos es correcta y que estos poseen un nivel estático de 80 metros y una presión de 500grs. Lo que significa que a pesar de que haya agua, la distribución no llega a los domicilios. De igual manera, vecinos que viven a menos de 50 metros de distancia de los pozos no tienen agua. Varias explicaciones han surgido al respecto, desde que el terreno es muy abrupto como para que pueda llegar agua a casas que se encuentran aledañas a los pozos, hasta que las tomas domiciliarias deben estar aplastada por un mal trabajo de reencarpetamiento en las calles. Sin embargo, a raíz de diversas manifestaciones durante el mes de abril, el suministro de agua fue regular, inclusive en el periodo vacacional, algo que acorde con los habitantes no ocurría desde hace muchos años.

Una vez saciada la efervescencia vecinal por la falta de agua en la delegación, el caudal desaparece y la escasez regresa. Esta circunstancia totalmente anómala tiene ciertas características que llevan a los ciudadanos afectados a denunciar públicamente a su delegado por no actuar acorde al artículo 4º constitucional y garantizar el derecho humano al agua y al saneamiento. Mientras la delegación manifiesta que no se tiene agua debido a que el SACMEX no da suficiente caudal, los vecinos señalan que hay intereses electorales de fondo. Por ejemplo, si bien el tandeo es violatorio al derecho humano al agua, no existe la menor intención de que el problema se solucione mientras se consigan votos a través de la escasez de un bien común. De seguir existiendo la escasez del recurso hídrico, el lucro de pipas a cambio de votos es una constante. Existen vecinos que pueden recibir hasta tres pipas por semana o bien comercios que reciben dos pipas por semana por parte de la delegación, y vecinos que esperan un mes y su folio jamás es atendido. La disparidad de atención se debe a favores de corte político, aseguran los vecinos, donde actores como algunos integrantes de los comités vecinales—inclusive comités vecinales pasados—se asumen como gestores de pipas y deciden a quién mandar agua acorde a la conveniencia política.

Asimismo, el tema de la reparación de fugas de agua en las colonias de los pedregales demuestra esta conveniencia electoral. Existen reportes de fugas desde diciembre del año pasado, que no pueden ser atendidos por falta de presupuesto. Acorde con la explicación de la delegación, las fugas podrán ser reparadas solo si se cambia la tubería. Sin embargo, estas modificaciones propuestas por el SACMEX no incluyen ninguna de las calles que se han reportado con fugas o bien tubería oxidada que hace que llegue el agua contaminada a los domicilios. Por ejemplo, en la frontera entre las colonias Ruiz Cortines y Ajusco, donde llega agua con óxido o lodo de la tubería ya dañada por el paso del tiempo, los vecinos no pueden garantizar el suministro de agua de calidad porque hace falta del patrocinio político. A mayor cercanía con el partido delegacional, mayores garantías para el derecho humano al agua.

Asimismo, los vecinos de las colonias Pedregal de Carrasco y Villas del Pedregal, reportan constantemente a personas ajenas a las autorizadas mover las válvulas que hacen que llegue el suministro del agua a sus unidades habitacionales. A finales de marzo, a pesar de las denuncias, el desvió del agua por el mal manejo de válvulas, ocasionó que la sobrepresión rompiera una tubería que dejo por dos semanas sin de agua a la colonia Pedregal de Carrasco. Estas actividades fueron denunciadas por el mismo SACMEX a los vecinos, donde se manifestó que la causa del desabasto en Pedregal de Carrasco se debió a un uso indebido de las válvulas. Lo que llama la atención de los colonos, es que la delegación haga caso omiso a las advertencias de los habitantes que mencionan ver cómo se administra mal la infraestructura hidráulica. Para ellos se trata de una práctica permitida por la delegación y no se han conformado instrumentos para resolver el conflicto.

Por todo lo anterior los vecinos nos encontramos, ante esta comisión de derechos humanos para denunciar la violación constante a nuestro derecho humano al agua, donde el acceso a este tiene que ver con la discriminación que emite la delegación hacia sus habitantes. Mientras los pactos internacionales mencionan que se prohíbe toda discriminación por motivos de raza, color, sexo, edad, idioma, religión, opinión política u de otra índole, en los pedregales de Coyoacán se condiciona el agua debido a preferencias político-electorales. Cabe señalar que la obligación del delgado de respetar el derecho humano al agua exige que se abstenga de toda práctica o actividad que deniegue o restrinja el acceso al agua potable en condiciones de igualdad, con lo cual queda prohibido limitar el acceso a los servicios e infraestructura de suministro de agua como ocurre en las colonias de los pedregales de Coyoacán.

La manipulación de válvulas, la entrega de pipas a cambio de credenciales, la falta de presupuesto para reparación de fugas, la mala calidad del agua que llega a los domicilios, los cambios de la tubería en áreas donde no es tan necesaria, la omisión constante de la delegación ante las denuncias de los vecinos, entre otros elementos que hemos reportado en distintas ocasiones, menoscaban el disfrute de nuestro derecho humano al agua. Los vecinos consideran que estas son violaciones graves y que se deben tomar cartas en el asunto de manera inmediata, sobre todo para garantizar el suministro de agua el próximo año donde hay elecciones presidenciales. Con lo cual, pedimos de manera atenta a la CDHDF investigue estas violaciones a los derechos humanos y que la recomendación incluya la reparación del daño en sus cinco dimensiones: restitución, compensación, rehabilitación, satisfacción y garantías de no repetición.

Nos sobran los motivos para denunciar a la administración de Coyoacán: Vecinos de los Pedregales

  • WhatsApp Image 2017-04-05 at 2.05.21 PM
  • Vecinos de Coyoacán denuncian que la falta de agua en sus colonias se debe a la manipulación de válvulas por parte de la delegación
  • Se ha permitido la construcción de grandes obras inmobiliarias en zonas que el SAMCEX ha determinado como escasas de agua

Desde hace poco más de un mes, en los pedregales de Coyoacán la falta de agua ha resultado un problema mayúsculo, nuestra calidad de vida disminuye de manera drástica y parte de los ingresos de las familias debe destinarse para la compra de pipas o garrafones que permitan continuar con las actividades diarias de una persona, como asearse o cocinar. Se han realizado múltiples manifestaciones, cierres de calle, marchas a la delegación y/o asambleas vecinales, que buscan ponerle fin a este problema. Pero el resultado sigue siendo el mismo: no hay agua.

Parte de las actividades que hemos realizado incluyen mesas de trabajo con el SACMEX y la delegación Coyoacán, donde hemos escuchado miles de justificaciones para no dar el líquido, desde que tenemos demasiados hijos hasta que la ciudad en sí no tiene agua. No obstante, nos hemos dado a la tarea de recorrer los pozos que abastecen a nuestras colonias, donde descubrimos que estos funcionan adecuadamente. Acorde con información emitida por el SACMEX los pozos: Moctezuma, Zapotecas, Nahuatlacas y Ajusco ubicados en la colonia Ajusco—donde existe un foco rojo de falta de agua—poseen una presión de 30 litros por segundo, y en diversos recorridos, los ingenieros del SACMEX nos han mostrado el funcionamiento correcto de los mismos. Aunado a esto, en la Avenida Aztecas y la calle de Rey Moctezuma se ha construido un nuevo pozo de agua que pretendía subsanar el problema. El nuevo pozo comenzó a funcionar el 27 de marzo de 2017, pero no ha tenido una repercusión positiva para los habitantes, la falta de agua sigue latente inclusive con la construcción de este. De igual manera, en las calles donde se cambió la tubería de agua para mejorar el abasto, no se ha visto ninguna mejoría en el servicio.

Para justificar el fenómeno, la delegación Coyoacán ha repetido en múltiples ocasiones, a través del jefe de operación hidráulica Renato Ruíz, que el problema del suministro se debe a que el SACMEX no manda suficiente agua del Cutzamala para abastecer a tanta población que se localiza en los pedregales. El SACMEX, por su parte, manifiesta que ellos mandan el agua y revisan el buen funcionamiento de los pozos, pero es la delegación quien se encarga de la distribución. En últimos recorridos para revisar pozos, vecinos y SACMEX especulan que el agua no llega debido a la manipulación incorrecta de las válvulas; sin embargo, operación hidráulica de la delegación no se ha hecho presente para revisarlas y en su defecto calibrarlas. Es necesario mencionar, que, si bien el Sistema Cutzamala suministra la red de la ciudad, la principal fuente de abastecimiento para los capitalinos viene de pozos subterráneos y agua superficial. Coyoacán junto con otras delegaciones como Xochimilco y Tlalpan, es una de las demarcaciones productoras de agua, y muchos de los pozos sirven para suministrar a otras entidades; lo que significa, que si los pozos están en buen funcionamiento—como se ha revisado en los recorridos—la carencia de agua no debería ser tan grave como la que estamos viviendo.

Ante este panorama, los vecinos nos preguntamos ¿a dónde se va el agua? Como parte de las acciones vecinales para resolver el problema, hemos instalado una contraloría social del agua que, si bien no está institucionalizada, funciona como un organismo de participación activa que identifica los problemas en nuestra comunidad.  A través de ella, hemos mapeado los nuevos desarrollos inmobiliarios aledaños a nuestras colonias: Be Grand en la colonia Pedregal de Carrasco, Quiero Casa en la colonia Caracol y el pueblo de los Reyes; y High Park Sur en la colonia Caracol. Estas residencias verticales se encuentran en zonas donde el SACMEX ha estimado no hay factibilidad hídrica para la construcción de más de 30 viviendas, pero estos desarrollos de ser habitados representarían aún más población de la que tienen nuestras colonias. Edificios de 30 niveles con un aproximado de 300 o más departamentos, demandarían probablemente más agua que lo que demandan los pedregales. Sobre estos polígonos, de igual manera, se construye un nuevo pozo, con 230 metros de profundidad, una diferencia excesiva con los pozos de los pedregales que tienen de 77 a 85 metros de profundidad. Mientras a los pedregales les falta el agua, parece que se hace todo lo posible para que a estas residencias no les falte. De ahí que buscamos aclarar si la manipulación de válvulas y esta escasez se relacionan con las inmobiliarias que se han impuesto alrededor de nuestras colonias.

Así, mientras la delegación no nos da ninguna explicación más allá de que no hay agua en el Cutzamala, una de las peticiones recurrentes ha sido que nos muestren los videos de las cámaras de seguridad para identificar a las personas que manipulan las válvulas. No obstante, la delegación no ha contestado sobre ese tema, a pesar de las múltiples denuncias de los vecinos que han manifestado ver como personas cercanas a los comités vecinales mueven válvulas en determinado tiempo para dar agua unos instantes y luego cortar el servicio. Otro punto importante es la distribución de las pipas, donde colonos han presenciado como pipas de la delegación llegan a un mismo domicilio hasta tres veces en la semana, mientras a otros vecinos les tarda hasta dos semanas que una pipa pueda llegar a dejarles agua. El favoritismo de la delegación no tiene más justificación que la intención de un uso político del agua; es decir, que esta se usa como una recompensa.

Un último punto dentro de todo este panorama, son las fugas de agua, las cuales son reportadas de manera constante, pero por falta de presupuesto no pueden arreglarse. Así, desde el año pasado en la colonia Santa Úrsula, las redes secundarias fueron dañadas debido a las obras de re-encarpetamiento de la delegación, dejando varias fugas en las calles. Algunas de estas fueron pavimentadas sin que se resolviera el problema, a pesar de que no se ven debido al asfalto, los vecinos saben que el agua brota y es un problema más en el abasto del suministro. Otras fugas han quedado expuestas y llevan casi un año sin arreglarse de forma adecuada. En la calle San Carlos, por ejemplo, la ruptura de la tubería inundo comercios debido a la cantidad de agua que brotaba; sin embargo, esta no pudo ser reparada adecuadamente, los técnicos encargados compraron con su dinero cámara de llanta de una vulcanizadora cercana y parcharon la fuga. A la fecha en la calle San Carlos el agua sigue brotando de la tubería, sin que haya posibilidad de una reparación adecuada debido a que no hay presupuesto.

Por todo lo anterior, nos encontramos hoy en la Secretaría de Gobierno de la CDMX, para denunciar que la administración de Coyoacán atenta contra nuestro Derecho Humano al Agua, que es necesaria una sanción a los responsables de estos sucesos y que, si Valentín Maldonado no puede garantizar nuestro derecho humano, deberían considerar en este gobierno central su remoción del cargo.

Denuncia de los habitantes de Villa Panamericana

Ciudad de México a 11 de octubre de 2016

 

Somos habitantes de la Unidad Habitacional Villa Panamericana y queremos manifestar que :

 

1- En los aproximadamente  40 años que tenemos de habitar aquí, no habíamos vivido tal agresión  a nuestro entorno. Durante la última  década, bajo el amparo de la norma 126 (destinada a la construcción de vivienda social), se ha permitido la construcción de múltiples desarrollos habitacionales de alto costo. Los permisos y demás documentación que ampara la construcción de dichos inmuebles, ha demostrado la gran red de corrupción existente en los diferentes niveles de la administración pública capitalina, por poner solo un ejemplo, la construcción de calle Cefiro # 120, en la que se permitió que un área abierta fuera ocupada para un desarrollo habitacional de 5 torres, misma que ha sido observada incluso por la Comisión de Derechos Humanos del DF en su Recomendación 4/2015.

 

2-El último ataque sufrido son las Torres de Be Gran Alto Pedregal, que fueron presentadas ante algunos vecinos de la Rinconada Fauna de Villa Panamericana como un proyecto para la construcción de estacionamientos con un mínimo impacto, cuando el proyecto real son dos torres habitacionales de lujo de más de 20 niveles en las que incluso se tiene contemplado contar con piscina, como una burla a la falta de agua que continuamente sufre esta UH.

 

3-Los impactos directos a la salud, estructurales y medioambientales que afectan ya a los edificios de la Rinconada Fauna, colindantes a la construcción de las Torres Be Grand se suman a los que ya de por sí se derivarán del incremento en la demanda de servicios como agua, drenaje, energía eléctrica y tráfico.

 

4-Es claro que el interés de las autoridades capitalinas está en beneficiar a los desarrolladores inmobiliarios; en mentir y ocultar información; en pensar en sus beneficios de corto plazo. No lo vamos a permitir.

 

Atentamente

Vecinos de Villa Panamericana

 

Vecinos de los Pedregales de Coyoacán muestran la privatización del agua en sus colonias

  • El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Padecen de 3 meses sin suministro y esto no impide que se siguen construyendo edificios
  • Datos otorgados por SACMEX corroboran que el agua va para los megaproyectos

Los pedregales de Coyoacán al sur de la ciudad de México, se caracterizan por ser zonas rocosas de infiltración del agua al subsuelo, pero en la superficie difícilmente consiguen agua todos los días. Desde que inicio agosto, los habitantes de las colonias Ajusco, Santa Úrsula y Ruíz Cortínes se han visto en la necesidad de consumir agua embotellada para lavar trastes o bañarse, debido al corte en el suministro del vital líquido. A pesar de que son zonas que reciben agua por tandeo, el tandeo ha variado de días hasta meses. La delegación no puede solventar la demanda de agua debido a que sólo posee 4 pipas para abastecer a los más de 600 mil habitantes de esta demarcación. Sin embargo, esto no ha sido impedimento para que se autoricen nuevos edificios de departamentos en zonas aledañas como Gran Sur o la colonia Insurgentes Cuiculco.

Los afectados han acudido a SACMEX en varias ocasiones buscando una solución al problema. Se elaboraron recorridos en las zonas sin suministro de agua, donde se comprobó que los pozos ya no tienen capacidad para dotar del vital líquido a la población. No obstante, a pesar de que en múltiples ocasiones el director general del SACMEX Ramón Aguirre, ha manifestado la veda de pozos, en la calle de Céfiro y Av IMAN, se construye un pozo para “dotar de agua a los pedregales”, o por lo menos, eso dice la manta que cubre la obra por las noches. A pocos metros de ese lugar, se construye un complejo inmobiliario de lujo conocido como Be Grand del Pedregal, se trata de 3 torres de 20 pisos que tendrán gimnasio, alberca, sauna y otros servicios que implican un consumo de agua mayor al de las unidades habitacionales unifamiliares. Justo frente a ese pozo, en la colonia Insurgentes Cuiculco se construye otro complejo inmobiliario de lujo sobre Av. IMAN. El boom inmobiliario de la zona, ha implicado que el gobierno se vea en la necesidad de buscar fuentes de abastecimiento de agua.

El día 29 de septiembre de 2016, el SACMEX entrego a la Coordinación de Asambleas de los Pedregales de Coyoacán, un documento con las características del pozo que se construye sobre Av IMAN y Céfiro. Se trata de una obra de 230 metros de profundidad, cuyo impacto será para las colonias Insurgentes Cuiculco, Pedregal de Carrasco, Villa Panamericana, Torres del Maurel y Pedregal del Maurel; es decir, el pozo abastecerá a las zonas donde hay un boom inmobiliario y que no padecen en la actualidad del abasto del agua como en las colonias colindantes Ajusco, Pedregal de Santa Úrsula y Ruíz Cortínez.

Este tipo de obras, manifiesta claramente que el agua en los próximos años será destinada para el beneficio de compañías inmobiliarias como lo son Be Grand. La construcción irregular de los pozos no está enfocada en el beneficio de las comunidades que más lo necesitan, sino en donde hay más inversiones inmobiliarias, el pozo sobre avenida IMAN es claro ejemplo de ello. El agua va para los megaproyectos lucrativos y no para los ciudadanos, lo cual no sólo es violatorio del derecho humano al agua, sino también un acto de discriminación hacia las colonias populares y vulnerables.

Los vecinos piden la cancelación de dicho pozo y la cancelación de la construcción del Be Grand sobre periférico. Seguir perforando el manto freático de la manera en que SACMEX lo está haciendo, implica que cada vez haya menos agua por un sobreextractivismo poco planeado, no faltará mucho para que en un futuro los complejos inmobiliarios de lujo se vean en la necesidad de pedir pipas o comprar agua embotellada para lavar los trastes. De igual manera, es necesario remarcar que, si bien los planos de factibilidad hídrica del SACMEX han determinado que no se puede hacer vivienda de alto impacto en esas zonas debido a la falta de agua, la delegación Coyoacán sigue empeñada en autorizar construcciones que sobrepasan los reforzamientos permitidos.

Porque el agua debe ser para todos

Coordinación de Asambleas de los Pedregales de Coyoacán

Mancera anuncia proyectos sin que estos existan

  • La jefatura de gobierno desconoce el proyecto de renovación de la Planta de Asfalto, para hacer de esta zona un área verde y sustentable.
  • Vecinos acusan que las políticas públicas de Mancera solo son un discurso

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El 25 de mayo de 2016, el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera acudió a la Planta de Asfalto a anunciar “El acuerdo por el que se ordena el cierre de actividades del órgano desconcentrado Planta de Asfalto de la Ciudad de México y las medidas para transformar este espacio público en un lugar de protección al medio ambiente”, el cual, es necesario señalar, no existe. Al evento acudieron la Secretaría de Medio Ambiente y la Secretaría de Obras y Servicios, quien presume ser la entidad a cargo de la Planta de Asfalto; a pesar de que el decreto de donación a la paraestatal PROCDMX aún no ha sido revocado por el Jefe de Gobierno. Este último, afirma que el proyecto ZODES Ciudad Futuro ha sido cancelado; sin embargo, no existe certeza jurídica de su declaración y a la fecha, el predio no ha sido devuelto al patrimonio de la Ciudad de México tal y como lo indica la Ley de Régimen Patrimonial y del Servicio Público. No obstante, pese a la situación jurídica incierta, Mancera anunció la modernización de la Planta de Asfalto, donde se pretende que esta siga trabajando con bajas emisiones de gases de efecto invernadero y áreas verdes. Según videos en el Facebook del jefe de gobierno, la Planta de Asfalto no dejará de operar, sino que lo hará de una manera ecológica. Lo que llama la atención de este nuevo proyecto es cómo llevará a cabo dicha acción.

A unos días de las elecciones del 5 de junio y en una etapa de contingencia ambiental, la propuesta de Miguel Ángel Mancera se reconocía como algo prudente y hasta algo que podría favorecer a su gobierno dentro de la opinión pública. Sin embargo, tal “nuevo proyecto” es inexistente. Acorde con la Planta de Asfalto, los únicos documentos que se tienen con respecto al acuerdo anunciado el 25 de mayo de 2016 es la publicación de la gaceta oficial del mismo día, donde sólo se menciona el acuerdo del cierre de actividades de la Planta para transforma ese espacio en un lugar de protección al medio ambiente. La Secretaría de Medio Ambiente, por su parte, señala que a pesar de que su trabajo sea la de regulación de las industrias manufactureras en términos de las emisiones contaminante y que se estima que la Planta produce cerca de 20 toneladas de gases contaminantes al año, esta no tiene incidencia en la misma y señala a la Secretaría de Obras y Servicios como la responsable. Al preguntarle a la Secretaría de Obras sobre tal acuerdo, manifiesta que la solicitud de la información para tal proyecto es competencia de la Planta de Asfalto. Finalmente, la Jefatura de Gobierno, al igual que la Secretaría de Obras, declaró que otorgar la información pertinente sólo le corresponde a la Planta. Por tal motivo, los vecinos desconcertados de la premura de anunciar un proyecto ecológico en el controversial predio, manifestamos que estamos hartos de políticas de ocurrencia que sólo buscan mediatizar la figura pública del jefe de gobierno sin estructuras programáticas que nos convenzan de que su gestión es la correcta.

Al igual que las ZODES o su programa de “Hoy no circula”, las políticas públicas del gobierno de Mancera se están caracterizando por ser simplemente discursivas, la falta de diseño de las mismas, terminan en desastres como lo acontecido en el Deprimido de Mixcoac el día 24 de mayo del presente año. Los castillos en el aire de la CDMX, se presumen como estrategias modernizadoras de la ciudad, las cuales corresponden a una imagen mediatizada sin sustento técnico, jurídico o hasta real. Como vecinos, estamos sumamente descontentos de las mentiras e invenciones de este gobierno, que lejos de solucionar problemas públicos los incentiva. Con este tipo de declaraciones, para nosotros es innegable que Mancera carece de un programa de gobierno; con lo cual reiteramos nuestra desconfianza a todo proyecto que se pretenda realizar en la nueva CDMX. Por último, hacemos un llamado a los habitantes de la ciudad, a igualmente desconfiar de las políticas del jefe de gobierno, quien ahora, más que nunca, se caracteriza por su incongruencia.

Coordinación de Asambleas de los Pedregales de Coyoacán

En Coyoacán exigimos aulas, educación y cultura, no más centros comerciales, torres inmobiliarias y corrupción

  • Profesores, alumnos y trabajadores del Instituto Cultural y Educativo Coapa, exigen se cumplan sus derechos a la educación y al trabajo, los cuales han sido violentados por la delegación Coyoacán.
  • Se vive un ambiente caótico en la delegación Coyoacán, donde el autoritarismo y la discriminación son el eje fundamental para el delegado Valentín Maldonado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Coyoacán es una de las delegaciones que, desde la pasada administración de Mauricio Toledo, ha sufrido una violenta transformación urbana donde desarrollos inmobiliarios y plazas comerciales han causado afectaciones a los habitantes y violentado el Plan de Desarrollo Urbano Delegacional. Plaza Frida en el Centro Coyoacán, Plaza Oasis, Quiero Casa, Plaza los Reyes, entre otras construcciones, han volteado la opinión pública en contra del Partido de la Revolución Democrática que se ha dedicado a incentivar el aumento de edificaciones en pueblos originarios y zonas sin factibilidad hídrica. No obstante, espacios educativos como el Instituto Coapa ubicado en el CETRAM de CU o el Centro de las Artes de Santa Úrsula (CASU)—ambos dentro del polígono de las ZODES–, están siendo sitio de hostigamiento constante por autoridades delegacionales.

Las actitudes de Valentín Maldonado y Mauricio Toledo, son motivo de desprecio, sobre todo cuando llenan la delegación de volantes promoviendo sus personalidades y a su partido; pero negando el derecho a la Cultura a cientos de vecinos de los pedregales, argumentando que el dinero es insuficiente, tal y como expuso el director de cultura de la delegación Coyoacán Hugo Sánchez, cuando se le reclamó porque estaban en condiciones deplorables las instalaciones del CASU. De igual manera, es notorio que las prioridades para la delegación se basan en promover al PRD, en lugar se solucionar conflictos latentes como: la escasez de agua, el aumento de la inseguridad, las construcciones inmobiliarias violatorias del uso de suelo y demás problemáticas que ponen en peligro la seguridad de los habitantes, se premia a quienes promueven la figura de los perredistas Mauricio Toledo y Valentín, con Tinacos y demás programas sociales que se usan de manera electoral y no social.

Como vecinos hemos denunciado constantemente esta situación; sin embargo, la delegación optó por silenciar a los vecinos que reclamaban se cumplieran las normas y las leyes. Marcos Fuentes Franco, vecino de la Colonia Santa Úrsula y promotor de la organización vecinal contra los megaproyectos en Coyoacán, se ha visto en una situación preocupante ya que fue clausurado el Instituto Coapa, centro educativo donde él es el director y fundador. Los argumentos para su clausura apelan a cuestiones de Protección Civil, las cuales Marcos Fuentes ha rebatido constantemente señalando que se trata de un acto intimidatorio a su persona. Aunado a esto, los vecinos de los pedregales, llevan meses denunciando el trabajo dentro de la Planta de Asfalto, el cual hace que tiemblen sus viviendas y pone en riesgo su seguridad; sin embargo, la delegación jamás se ha preocupado por atender a los vecinos y vigilar que se cumplan las normas de protección civil en la zona aledaña a la Planta de Asfalto; en su lugar castiga a quienes promueven que este predio regrese al patrimonio de la ciudad y se cancelen los megaproyectos planteados en el mismo.

Así, ante la hostilidad de la delegación, su falta de compromiso y el boom de corrupción que se respira; los vecinos de Coyoacán emprenderemos una serie de movilizaciones para que se garanticen nuestros derechos y no se conviertan en dádivas que corresponden a la lógica electoral. Con lo cual, exigimos:

  • Que se abra el Instituto Coapa, un centro cultural y educativo que ha ayudado a miles de jóvenes de los pedregales a terminar sus estudios e ingresar a la licenciatura
  • Que se cumpla nuestro derecho humano al agua, donde recibamos en los pedregales agua corriente, de calidad y asequibles, donde no tengamos que recibir pipas que promocionan la figura del delegado o tinacos a cambio de votos.
  • Cese al hostigamiento que imparte la delegación contra los vecinos que exigen se cumpla la ley y se elimine la corrupción inmobiliaria

Por último, de persistir la arbitrariedad, la discriminación y la violencia por parte de Mauricio Toledo y Valentín Maldonado hacia los vecinos que nos mostramos en desacuerdo con su gobierno, presentaremos ante la Asamblea Legislativa una iniciativa para su desafuero.

Exigimos Justica y Respeto para los Coyoacanenses

Coordinación de Asambleas de los Pedregales de Coyoacán.

Vecinos de la Delegación Coyoacán no creemos en las intenciones de Mancera de hacer de la Planta de Asfalto un lugar de protección al medio ambiente

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El 25 de mayo de 2016, Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México, visitó la Planta de Asfalto ubicada en la colonia Ajusco de la delegación Coyoacán, para dar a conocer el acuerdo por el cual se ordena el cierre de actividades de este órgano desconcentrado y la implementación de medidas para transformar este espacio público en un lugar de protección al medio ambiente. Dentro de sus declaraciones, afirmó que se trataba de hacer de la Planta de Asfalto una zona con áreas verdes y con producción de asfalto con un bajo impacto contaminante. A pesar de que resulta una noticia pertinente para la época de contingencia que se vive en la capital, aún no ha quedado resuelta la situación jurídica de dicho predio, el cual acorde con el registro público de la propiedad privada se encuentra a nombre de la paraestatal PROCDMX.

Ante esta situación, y la constante falta de información, se han apreciado una serie de irregularidades que hace que los pobladores aledaños a la planta se vean siempre vulnerables frente a las decisiones del jefe de gobierno. Así, es necesario recalcar que, en 2014, SEDUVI aprobó un cambio de uso de suelo para la Planta, pasando de Equipamiento a Habitacional, el cual no pasó por las Asamblea Legislativa tal y como se estipula en la ley. Aunado a esto, el incumplimiento de la Ley de Régimen Patrimonial y del Servicio Público, donde se manifiesta que dicho predio debe regresar al gobierno del D.F., llevan a pensar que cualquier proyecto que se lleve en este lugar será para el beneficio de la inversión privada y no para un uso público como mencionó el jefe de gobierno.

La sospecha de que Mancera miente sobre que este siga siendo un espacio público incrementa al ver por un lado que los árboles y diversas áreas verdes han sido destruidos en los últimos meses de una manera expedita. Vecinos aledaños a la Planta han sufrido las consecuencias de la tala cuando la fauna, ahí latente, como Cacomixtles, Tlacuaches y Culebras, buscaban refugios en sus domicilios debido a que sus hogares estaban siendo destruidos por la maquinaria; con lo cual se preguntan por qué ahora sí es necesario recuperar esas zonas cuando hace unos días fueron devastadas sin preocupación alguna por la contingencia. Por el otro, el cambio de la red hidráulica de la colonia Ajusco, indica que la Planta de Asfalto tendrá prioridad en el suministro del vital líquido al ser las calles que llevaban a ella las que tienen preferencia en el cambio de tubería. Todo esto hace pensar que el “acuerdo” de Mancera, en realidad es parte de los proyectos de coinversión que permiten a la iniciativa privada apropiarse de espacios públicos limitando el derecho a la información y el ejercicio de transparencia al que tienen derecho los ciudadanos.

El panorama planteado por el jefe de gobierno reafirma nuestra exigencia de que la Planta debe ser regresada al patrimonio de la ciudad y que el uso de suelo se mantenga tal cual indica el plan de desarrollo urbano delegacional: Equipamiento. La omisión de esta información en las declaraciones del jefe de gobierno, junto con su promesa incumplida de que quitaría la Planta de Coyoacán para llevarla a otro sitio, hace que como vecinos pensemos que la intención detrás de esta renovación en las actividades de la Planta, corresponda a la privatización de la misma; acto en el que nos mostramos en contra, debido a que un proceso como este, limita nuestra acción ciudadana para decidir sobre el futuro de la ciudad.

 

Coordinación de Asambleas de los Pedregales de Coyoacán