Entre elecciones y reflexiones

En Coyoacán, no es de extrañar, que la situación económica de múltiples familias ha hecho que la corrupción sea la principal fuente de trabajo.

Mujeres han sido empoderadas bajo el yugo de la violencia, y ante la falta de recursos, el convertirse en operadoras políticas donde reciben hasta 25 mil pesos mensuales por conseguir votos para el PRD no es nada despreciable.

Son estas mismas mujeres las que contratan a sus hijos de golpeadores para intimidar y amenazar a aquellos que intenten votar por la oposición o bien no se sometan al partido en el poder. Lo hacen para que no se termine el régimen perredista y por ende no se acabe su fuente de ingreso. Pero a su vez, el saber que están protegidas por las autoridades, y que pueden lanzar sillas a las cabezas de los transeúntes sin ser sancionadas por ninguna autoridad, las hace las malas del cuento. Aquí los verdaderos enemigos son los que sostienen un coto de poder, y compran a personas como si fueran objetos, para que los más pobres ejecuten las hazañas deleznables, mientras ellos salen intactos de acusaciones como violencia electoral.

El corazón se rompe cuando se ve a un chico de 20 años, con una playera del PRD esperando afuera de un mitin de MORENA para golpear a los asistentes y meter miedo. Ese chico que seguramente estará a fuera de las casillas este 1 de julio, listo para romperle la madre a cualquiera que busque votar por una opción diferente a la de Toledo y el Frente. Ese mismo chico que no conoce otra alternativa de vida, más que el de la corrupción y la violencia.

Cuando nos preguntamos cómo es que llegamos a ser un país con 93 homicidios al día, hay que remitirnos a la situación de los Pedregales de Coyoacán. Mujeres, jóvenes, familias enteras que están dispuestas a golpear y amenazar, con tal de no perder su única fuente de trabajo: la corrupción.

Hace 6 años, gritábamos “Qué democracia es esta, donde las personas tienen que vender su voto con tal de comer un día”. Hoy seguimos preguntando, en qué democracia vivimos, en la que decidir libremente significa firmar una sentencia de muerte.

Si en un pequeño punto de la ciudad de México, como son los Pedregales de Coyoacán, vivimos así, imaginarnos el escenario a nivel nacional que nos espera en esta jornada electoral, nos obliga a pensar que votar libremente es un acto de valentía.

Si bien podemos coincidir en los comentarios que afirman que AMLO es neoliberal, que MORENA sigue siendo un partido lleno de contradicciones al cual no hay que creerle; no podemos concordar en que lo que se necesita es una revolución. Si pensamos en la situación que está detrás de la compra de votos, en la pobreza y la violencia a la que se enfrentan las familias que van a ir a votar, plantearles salir a las calles contra la autoridad, sería un discurso vacío que no serviría ni para llenar estómagos hambrientos. Si no resolvemos eso primero, la revolución que tanto se pregona, será solo un discurso antiguo publicado en un post de facebook con la imagen de un puño levantado.

El camino es muy largo y apenas empezamos. Podríamos pensar que lo mejor sería construir los autogobiernos que tanto deseamos, donde las personas valgan por sus habilidades y capacidades, y no por sus adquisiciones económicas. Pero eso, no se logra en las urnas sino en la enseñanza. Entonces nos preguntamos, ¿cuántos de los rebeldes de la autoridad se enfocan en enseñar? y no nos referimos a llevar unas conferencias, foros, seminarios, talleres, etc. a lugares donde hay organización previa, sino asumirse como parte del problema para encontrar la solución, eso a lo que llamaba Paulo Freire “ser radical”.

Después del 1 de julio, sin importar el resultado, toca organizarse, construir esas rebeliones que tanto se desean. Recordar que el presidente no rige la vida de nosotros, sino que nosotros construimos los mundos que queremos.

Estamos tan acostumbrados a pensar que el salvador llegará, que todos aquellos que mencionan que AMLO nos hará como Venezuela y que es un peligro para México, jamás han luchado por sus derechos.

Sin embargo, nosotros, los que nos hemos enfrentado a esta lógica de mercado que nos despoja de nuestra identidad e historia, sabemos que quede quién quede no nos vamos a dejar y fortaleceremos la organización popular para evitar que se sigan violando nuestros derechos.

Es ahí la solución que necesitamos. Pero hasta que no estemos conscientes de la situación que vivimos, hasta que no construyamos otras opciones para la gente que se sostiene gracias a la venta de votos, nuestra única opción seguirá siendo a las urnas.

Votar no es un acto de libertad, es un acto de necesidad.

Ojalá y en los próximos 6 años podamos ser lo suficientemente autónomos como para que finalmente podamos decidir sin miedo, sin abusos y con confianza.

Anuncios

Acción Comunitaria y Buen Vivir

Nos dimos cuenta de que si no construíamos alternativas no podríamos construir nuevos mundos.

Acción Comunitaria y Buen Vivir, es un proyecto productivo que busca mejorar las condiciones de vida de los habitantes de los pedregales de Coyoacán.

Los invitamos a iniciar con nostros este proyecto y construir mundos más incluyentes.

#ConstruyamosMundosNuevos

 

Día del Niñx

Vecinos de los Pedregales de Coyoacán muestran la privatización del agua en sus colonias

  • El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Padecen de 3 meses sin suministro y esto no impide que se siguen construyendo edificios
  • Datos otorgados por SACMEX corroboran que el agua va para los megaproyectos

Los pedregales de Coyoacán al sur de la ciudad de México, se caracterizan por ser zonas rocosas de infiltración del agua al subsuelo, pero en la superficie difícilmente consiguen agua todos los días. Desde que inicio agosto, los habitantes de las colonias Ajusco, Santa Úrsula y Ruíz Cortínes se han visto en la necesidad de consumir agua embotellada para lavar trastes o bañarse, debido al corte en el suministro del vital líquido. A pesar de que son zonas que reciben agua por tandeo, el tandeo ha variado de días hasta meses. La delegación no puede solventar la demanda de agua debido a que sólo posee 4 pipas para abastecer a los más de 600 mil habitantes de esta demarcación. Sin embargo, esto no ha sido impedimento para que se autoricen nuevos edificios de departamentos en zonas aledañas como Gran Sur o la colonia Insurgentes Cuiculco.

Los afectados han acudido a SACMEX en varias ocasiones buscando una solución al problema. Se elaboraron recorridos en las zonas sin suministro de agua, donde se comprobó que los pozos ya no tienen capacidad para dotar del vital líquido a la población. No obstante, a pesar de que en múltiples ocasiones el director general del SACMEX Ramón Aguirre, ha manifestado la veda de pozos, en la calle de Céfiro y Av IMAN, se construye un pozo para “dotar de agua a los pedregales”, o por lo menos, eso dice la manta que cubre la obra por las noches. A pocos metros de ese lugar, se construye un complejo inmobiliario de lujo conocido como Be Grand del Pedregal, se trata de 3 torres de 20 pisos que tendrán gimnasio, alberca, sauna y otros servicios que implican un consumo de agua mayor al de las unidades habitacionales unifamiliares. Justo frente a ese pozo, en la colonia Insurgentes Cuiculco se construye otro complejo inmobiliario de lujo sobre Av. IMAN. El boom inmobiliario de la zona, ha implicado que el gobierno se vea en la necesidad de buscar fuentes de abastecimiento de agua.

El día 29 de septiembre de 2016, el SACMEX entrego a la Coordinación de Asambleas de los Pedregales de Coyoacán, un documento con las características del pozo que se construye sobre Av IMAN y Céfiro. Se trata de una obra de 230 metros de profundidad, cuyo impacto será para las colonias Insurgentes Cuiculco, Pedregal de Carrasco, Villa Panamericana, Torres del Maurel y Pedregal del Maurel; es decir, el pozo abastecerá a las zonas donde hay un boom inmobiliario y que no padecen en la actualidad del abasto del agua como en las colonias colindantes Ajusco, Pedregal de Santa Úrsula y Ruíz Cortínez.

Este tipo de obras, manifiesta claramente que el agua en los próximos años será destinada para el beneficio de compañías inmobiliarias como lo son Be Grand. La construcción irregular de los pozos no está enfocada en el beneficio de las comunidades que más lo necesitan, sino en donde hay más inversiones inmobiliarias, el pozo sobre avenida IMAN es claro ejemplo de ello. El agua va para los megaproyectos lucrativos y no para los ciudadanos, lo cual no sólo es violatorio del derecho humano al agua, sino también un acto de discriminación hacia las colonias populares y vulnerables.

Los vecinos piden la cancelación de dicho pozo y la cancelación de la construcción del Be Grand sobre periférico. Seguir perforando el manto freático de la manera en que SACMEX lo está haciendo, implica que cada vez haya menos agua por un sobreextractivismo poco planeado, no faltará mucho para que en un futuro los complejos inmobiliarios de lujo se vean en la necesidad de pedir pipas o comprar agua embotellada para lavar los trastes. De igual manera, es necesario remarcar que, si bien los planos de factibilidad hídrica del SACMEX han determinado que no se puede hacer vivienda de alto impacto en esas zonas debido a la falta de agua, la delegación Coyoacán sigue empeñada en autorizar construcciones que sobrepasan los reforzamientos permitidos.

Porque el agua debe ser para todos

Coordinación de Asambleas de los Pedregales de Coyoacán

¿Por qué la ciudad está en venta?

Se han preguntado por qué es necesario que haya democracia en el mundo, por qué países como Estados Unidos llevan a los pueblos la democracia como si fuera la cruzada del siglo XXI. Pero dónde está esa democracia, si las decisiones que rigen nuestro planeta las siguen tomando un grupo de hombres con dinero y con poder. Qué democracia es la que nos imponen, si posteriormente sólo obedecemos sin tener la oportunidad de participar en ninguna decisión que dirige nuestro futuro.

La democracia, es sólo la punta de lanza para que los poderosos decidan el rumbo de los países, y México es un país democrático para nuestro pesar. Como somos democráticos, los planes de desarrollo gestados en el Fondo Monetario Internacional (FMI) son aptos para aplicarse en México, y a la población nadie le avisa. La democracia del siglo XXI, se caracteriza porque debemos obedecer lo que otros decidan. Como gente de a pie, no tenemos el dinero suficiente para tomar nuestras propias decisiones. Esto es el panorama del mundo, mientras más dinero más oportunidad de comprar las riquezas de los países democratizados.

México, es un país que tiene riqueza pero con un modelo para obtenerla que va en contra de los habitantes. Extraemos los recursos que tenemos pero no generamos ingresos, no permitimos que el desarrollo comunal se organice para incentivar emprendimientos que permitan a las comunidades decidir sus modos de vida y tomar sus propias decisiones. Al contrario, si queremos que una comunidad “progrese” se instala un OXXO, un Walmart o se declara una Zona de Desarrollo Económico y Social. ¿Cuál es el papel de los pobladores en esta democracia?

En otros países, llamados “desarrollados”, la riqueza no se concibe como una extracción, como un modelo de uso y desecho, la riqueza se genera, se construye. Los países desarrollados no es que no tengan tantos recursos naturales como México, sus ingresos se deben a que sus modelos de administración son diferentes. Los del primer mundo tienen carbón, metales, arena y hasta diamantes, pero no piensan en extraerlos como sucede en México, sino en generar la riqueza misma. Nosotros tenemos hierro, ellos tienen tecnología. Tenemos que cambiar nuestro modelo, incentivar la organización de los ciudadan@s, de los pueblos y de todos los habitantes, para que generemos la riqueza y no sólo la extraigamos. No obstante, todos los intentos de esta participación han sido agredidos: Cherán, Bachajón, las comunidades del EZLN, Ostula,, etc. Porque aunque somos democráticos, aún no tenemos el dinero suficiente para decidir cómo queremos administrar a nuestro país, eso se lo dejamos a Walmart, a Femsa, a Coca Cola o a las empresas inmobiliarias.

Muchos analistas mencionan que el problema de la democracia es que tiene conceptos del siglo XIX, con políticos del siglo XX y resuelve problemas del siglo XXI. Nosotros planteamos que el problema de la democracia es que las opiniones y las voces de los que menos tienen son inexistentes en la toma de decisiones; es decir, deciden por nosotros y como personas con menos ingresos debemos aguantarnos. Se supone que el país más democrático del mundo es Estados Unidos, y estos gestaron su democracia en el siglo XVIII y siguen realizando sus cruzadas democratizadoras por los países que menos dinero tienen. EU forja la democracia del siglo XXI en los países distantes, pero estos no tienen la capacidad de resolver ningún problema porque no poseen el dinero suficiente para que puedan decidir por ellos mismos.

Así que el “decidamos juntos” siempre ha traído esta dinámica mundial implícita, decidamos juntos entre poderosos y extractores de riquezas. Hoy en día, los que deciden juntos han elaborado muchos planes de “desarrollo”, que dentro de la ciudad han limitado el actuar de los ciudadanos. La ciudad no le pertenece a sus habitantes, la ciudad es excluyente de sus pueblos originarios, de sus ejidatarios, de sus comuneros. La ciudad le pertenece a los que más tienen, porque ellos han comprado la democracia, han comprado la capacidad de decidir.

En estos días, existe un movimiento de resistencia importante en toda la ciudad, Xochimilco, Coyoacán, Tlalpan, Magdalena Contreras, Benito Juárez, Iztapalapa, Miguel Hidalgo, Azcapotzalco, TODA. Porque la ciudad está en venta y con ella nosotros como sus habitantes. Los espacios públicos nos pertenecen a todos, se supone que todos somos los dueños, pero en esta democracia del siglo XXI, los espacios públicos son tratados como los bienes privados de los funcionarios, y los regalan, los venden o los usan como sus terrenos particulares. En el caso de Coyoacán esto sucedió con la Planta de Asfalto, donada a una empresa-paraestatal, que aunque tenga control del gobierno sigue siendo una empresa; es decir, busca la ganancia ¿Quién decidió donarla? Pues el “decidamos juntos”, los que pueden comprar su capacidad de elegir.

Dentro de las formas administración pública tradicionales, una persona podía decidir sobre las otras. Así como Mancera que decide sobre el resto de los ciudadanos qué hacer con lo que nos pertenece a todos. Tal vez al Doctor en derecho, no le queda muy claro la diferencia entre un bien privado y un bien público, por eso lo que es de todos lo administra como si fuera él su único dueño. Así, que su innovación democrática o su burocracia moderna, tiene una serie de inconsistencias que como ciudadanos nos deja con muchas dudas sobre lo qué el Doctor entiende como innovación o desarrollo.

Hace algunos días, la prensa publicó una nota en donde Mancera señalaba que no entendía cómo un parque, como el de la ZODES Ciudad Futura, causaría desplazamientos—para colmo el parque se llama Parque Innovación CDMX. Pues desde su donación “gratuita” a la paraestatal Calidad de Vida y Progreso, hoy PROCDMX, los ciudadanos fuimos desplazados de nuestra capacidad de decisión, desplazados de nuestra libertad de actuar para forjar nuestro propio destino. Ciudadanizar el desarrollo, como mencionan en el gobierno del D.F. es continuar con este modelo de desplazamientos, de extracción sin generar riquezas, de no permitir que los pobladores incidamos en la construcción de nuestro propio futuro. Ahora cedemos obligatoriamente lo que es de todos, porque en la democracia del siglo XXI lo que es público le pertenece al que más dinero tiene.

Por eso decimos: #Noalaciudaddelfuturo que representa el desplazamiento de los habitantes del Distrito Federal.

Texto de Bienvenida al Primer Encuentro de Asambleas de los Pedregales

IMG_3594

A la salida de la escuela… se escuchan murmullos de mujeres preocupadas, porque llevan más de tres días sin agua.

Una señora, sorprendida, revisa que el predial llego de 16 mil pesos este año.

En la mañana, tocan la puerta y entran granaderos sacando todos los muebles y derriban casas, no es expropiación pues quieren pagar un millón de pesos por mil metros cuadrados que mide un terreno y que ha pertenecido a una familia desde hace más de 80 años.

Estas historias se viven a diario en nuestros barrios, colonias y pueblos: Xoco, Mixcoac, Ajusco, Santo Domingo, San Bartolo Ameyalco; en el Estado de México, Cancún, Oaxaca… Guerrero. Grandes empresarios, funcionarios públicos, inmobiliarias nacionales y extranjeros impulsan proyectos culturales, recreativos, de investigación y científicos, que llaman Ciudad del Futuro o Parque de la Innovación GDF, Ciudad de la Salud, Corredores Culturales, Sistema de Transporte Teleférico… Parques Acuáticos. Todos estos dan pie al aumento de precios impagables del agua, la luz, la renta, el gas y la vivienda, provocando el desplazamiento de la población originaria a las periferias.

Será que ya podemos reconocernos como desplazados, como el estorbo de los grandes empresarios que impulsan la construcción de ciudades magníficas, innovadoras, más que modernas. Y aunque las grandes construcciones, los edificios lujosos y la tecnología verde son sumamente placenteras para los ojos de los transeúntes, sabemos que en ese desarrollo, en ese beneficio y en esa modernidad, no cabemos nosotros.

Esto es un fenómeno mundial, que genera la acumulación del dinero en pocas manos y no beneficia en nada al ser humano. Pero no somos los únicos afectados por proyectos como las ZODES hay muchos, no sólo en el D.F. o en México, también en el mundo y se hace evidente una estrategia internacional: En Argentina, pintar las casas de colores en los barrios de Buenos Aires, trajo consigo mayor turismo y comercios con precios muy altos, al final la pintura y el color terminaron con desplazar a los habitantes de esos barrios que no podían comprar sus bienes en las tiendas cercanas por sus precios muy elevados. En Brasil, el turismo es una fuente importante de ingresos y las favelas no son una buena imagen para el turista, para 2006 militares despojaron a habitantes de las favelas de Río de Janeiro para construir hoteles lujosos que aportarán importantes ganancias económicas a los inversionistas. En España la creación de complejos deportivos han acercado a los barrios múltiples turistas y personas adineradas, generando el aumentos de precios y la población originaria ya no puede sobrevivir ahí. En México, en el centro de la ciudad, se ha decidido que los monumentos históricos sean patrimonio de la humanidad, con ello restaurantes, cafés, bares, hoteles han aparecido de forma acelerada para cubrir supuestas necesidades; aumentando, así, el abandono de las vecindades y disminuyendo la calidad de vida de los ciudadanos del centro de la ciudad, que sobreviven cada vez más entre basura y smog.

Y es que ahora la fábrica ya no es suficiente para satisfacer el bolsillo de los millonarios, ahora es a través de las inmobiliarias, que al invertir lo mínimo tiene la garantía de generar una enorme riqueza, que los desplazados nunca podríamos imaginar. El señor Levy, quien es ejecutivo del gobierno del DF y presidente, hasta hace poco, de la empresa Calidad de Vida y Progreso, y que ahora es director de Progreso y Desarrollo para la Ciudad de México S.A de C.V; afirma que los proyectos como ZODES tendrán un impacto positivo para los habitantes y habría que estar loco para oponerse a éste. Pero si el señor Levy volteará a ver el mundo más allá de su empresa, se daría cuenta que, en apariencia, todo mejora pero sólo para quien puede pagarlo, porque los habitantes originarios, que afean su modernidad, seremos lanzados de ahí.

Proyectos que no tienen ningún límite legal, amparados en la Ley de Asociación Público y Privada, en la Ley de Expropiación, en El Plan General de Desarrollo Urbano, y en propuestas de reformas a normas como la modificación a la Norma 26 de la Ley de Desarrollo Urbano del GDF, que legaliza la construcción de grandes edificios y avenidas de manera desproporcionada, con la participación de las empresas privadas.

La situación actual la podemos sintetizar en que vivimos la peor crisis social, económica, política y ambiental. El alto costo de la vida, la falta de trabajo, la violencia, la falta de respeto a toda legalidad… no hay respeto a nada; priva la corrupción y el engaño en todo el aparato del Estado. La población, se encuentra indefensa ante la fuerza del Estado puesta al servicio de la gente poderosa. Los tres poderes: el poder ejecutivo, legislativo y judicial, los secretarios de estado, los gobernadores, senadores, diputados, etc. en su inmensa mayoría son los que se han enriquecido a costa de la pobreza de la población.

Los que supuestamente deben velar por las garantías del pueblo son o están coludidos y corrompidos por los dueños del dinero y entre todos están entregando lo poco que nos queda a los mexicanos. Lo vemos día a día, pues son ellos los que se han encargado de realizar cambios en la Constitución, desde hace más de 25 años, arrojando al abandono todo beneficio que han conquistado los trabajadores y la población en general. Con la firma del Tratado de Libre Comercio, entre México-Estados Unidos y Canadá, prometieron que llegaría el bienestar, que pasaríamos a primer mundo, que no habría desigualdades, ni penurias para el pueblo. Y a pesar de todo lo anterior, nos dicen que, ahora seguimos endeudados con los rescates carreteros y todo el saqueo planificador y sostenido, desde entonces, con el FOBAPROA. Muchos billones se robaron los industriales, empresarios, políticos, gobiernos ladrones con fuero civil o militar. Servidores que no nos sirven y funcionarios que no funcionan

Nos preguntamos, ¿cuándo vamos a poder rebasar está situación? Cuando cada quien está actuando por su parte, sin reconocer que sólo cuando unimos fuerzas le hacemos frente a estos problemas. ¿Cuál es nuestro límite? Acaso esperamos ver nuestras casas derribadas. Hoy más que nunca se hace necesario que todos empecemos a trabajar con voluntad y enfrentando todas las situaciones adversas.

Como pueblo seguimos padeciendo carestía, sometidos, engañados y burlados. La diversidad de golpes que hemos recibido es enorme y la respuesta nuestra no puede seguir siendo aislada. Requerimos construir la unidad, primeramente en el territorio de los pedregales de Coyoacán y avanzar después a toda la delegación, a todo el Distrito Federal. Al mismo tiempo impulsar lazos de solidaridad y apoyo a compañeros que luchan por sus comunidades, e iniciar, ¿por qué no? La construcción de una coordinación con los otros sectores desposeídos a nivel del Distrito Federal. Solo nosotros, los afectados, que conocemos las problemáticas y necesidades, seremos los únicos responsables de buscar, encausar y vigilar las soluciones que favorezcan a la comunidad.

Por todas estas razones planteamos:

Un diálogo público con el Señor Mancera para que nos dé la cara y su explicación de lo que está sucediendo.

Decidir la ciudad que queremos, por eso exigimos que el predio de la planta de asfalto conserve su carácter de bien público y se desarrollen en él proyectos de beneficio a la población, rescatando propuestas de vecinos como: la construcción de vasos de captación de agua pluvial, reforestación y recuperación de espacios verdes que genere un nuevo pulmón para la ciudad, aprovechamiento de las construcciones existentes para desarrollar centros culturales y de investigación, sea de tecnologías sustentables, y que den cabida a la población de todas las edades para acceder a cursos, talleres, actividades recreativas y de convivencia; entre otros.

Llamamos nuevamente a la unidad de todos los esfuerzos y luchas de los habitantes de los pedregales contra:

¡Las Zodes-Ciudad del futuro-Parque de la Innovación GDF!

¡Contra el aumento del impuesto predial!

¡Contra los cobros excesivos de energía eléctrica!

¡Contra la escasez de agua! Y por solucionar juntos los problemas que nos afectan!

Exigimos la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Exigimos la renuncia de Enrique Peña Nieto, queremos que pare su agresión contra toda la población.

Atte: Vecinos Unidos de Coyoacán a 21 de febrero de 2015

Respuesta al punto de Acuerdo de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal de Fecha de 5 de noviembre de 2014

Como parte de una respuesta, de la Asamblea Legislativa ante el proyecto de ZODES del cual todos tenemos desconocimiento, se ha publicado en la página de Calidad De Vida y Progreso S.A de C.V la respuesta a una serie de incógnitas. Aunque cuestionamos severamente la autenticidad de dichas respuestas, lo que más nos molesta es el hecho mismo de que cuando acudimos a la Asamblea Legislativa, se nos informó que había pleno desconocimiento del proyecto. El docimento adjunto que tomamos de la misma página de Calidad de Vida y Progreso http://http://tuciudad.mx/zodes/index.php/5-las-zodes/ciudad-futura , confirma que la Asamblea legislativa ya tenía conocimiento de lo que son las ZODES y de lo que se piensa construír dentro de la Planta de Asfalto.

Asimismo, otro documento aquí mismo adjuntado con fecha del 7 de julio de 2014, señala que los diputados Ariadna Montiel, Valentín Maldonado y Diego Martínez, han estado en reuniones con la empresa Calidad de Vida y Progreso, para que como nuestros representantes nos informen del proyecto de la empresa del señor Levy. Como es de su conocimiento esto no ha sucedido. Además de que la información nos llega por otros medios como la internet y la vigilancia vecinal, nuestros representantes afirman que no saben nada sobre el proyecto de la Planta de Asfalto. Por suerte estos documentos aquí abajo adjuntos los desmienten.

Tanto el presidente de la ALDF como los dipuatados de Coyoacán por el PRD tenían conocimiento de este proyecto que nos tiene en suspenso tanto por la incertidumbre como por la injustica que representa ante nuestros hogares.

Respuesta al punto de Acuerdo de la Asamblea Legislativa de Fecha de 5 de noviembre de 2014

Respuesta al punto de Acuerdo de la ALDF con fecha del 7 de julio de 2014