Denuncia de los habitantes de Villa Panamericana

Ciudad de México a 11 de octubre de 2016

 

Somos habitantes de la Unidad Habitacional Villa Panamericana y queremos manifestar que :

 

1- En los aproximadamente  40 años que tenemos de habitar aquí, no habíamos vivido tal agresión  a nuestro entorno. Durante la última  década, bajo el amparo de la norma 126 (destinada a la construcción de vivienda social), se ha permitido la construcción de múltiples desarrollos habitacionales de alto costo. Los permisos y demás documentación que ampara la construcción de dichos inmuebles, ha demostrado la gran red de corrupción existente en los diferentes niveles de la administración pública capitalina, por poner solo un ejemplo, la construcción de calle Cefiro # 120, en la que se permitió que un área abierta fuera ocupada para un desarrollo habitacional de 5 torres, misma que ha sido observada incluso por la Comisión de Derechos Humanos del DF en su Recomendación 4/2015.

 

2-El último ataque sufrido son las Torres de Be Gran Alto Pedregal, que fueron presentadas ante algunos vecinos de la Rinconada Fauna de Villa Panamericana como un proyecto para la construcción de estacionamientos con un mínimo impacto, cuando el proyecto real son dos torres habitacionales de lujo de más de 20 niveles en las que incluso se tiene contemplado contar con piscina, como una burla a la falta de agua que continuamente sufre esta UH.

 

3-Los impactos directos a la salud, estructurales y medioambientales que afectan ya a los edificios de la Rinconada Fauna, colindantes a la construcción de las Torres Be Grand se suman a los que ya de por sí se derivarán del incremento en la demanda de servicios como agua, drenaje, energía eléctrica y tráfico.

 

4-Es claro que el interés de las autoridades capitalinas está en beneficiar a los desarrolladores inmobiliarios; en mentir y ocultar información; en pensar en sus beneficios de corto plazo. No lo vamos a permitir.

 

Atentamente

Vecinos de Villa Panamericana

 

Vecinos de los Pedregales de Coyoacán muestran la privatización del agua en sus colonias

  • El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Padecen de 3 meses sin suministro y esto no impide que se siguen construyendo edificios
  • Datos otorgados por SACMEX corroboran que el agua va para los megaproyectos

Los pedregales de Coyoacán al sur de la ciudad de México, se caracterizan por ser zonas rocosas de infiltración del agua al subsuelo, pero en la superficie difícilmente consiguen agua todos los días. Desde que inicio agosto, los habitantes de las colonias Ajusco, Santa Úrsula y Ruíz Cortínes se han visto en la necesidad de consumir agua embotellada para lavar trastes o bañarse, debido al corte en el suministro del vital líquido. A pesar de que son zonas que reciben agua por tandeo, el tandeo ha variado de días hasta meses. La delegación no puede solventar la demanda de agua debido a que sólo posee 4 pipas para abastecer a los más de 600 mil habitantes de esta demarcación. Sin embargo, esto no ha sido impedimento para que se autoricen nuevos edificios de departamentos en zonas aledañas como Gran Sur o la colonia Insurgentes Cuiculco.

Los afectados han acudido a SACMEX en varias ocasiones buscando una solución al problema. Se elaboraron recorridos en las zonas sin suministro de agua, donde se comprobó que los pozos ya no tienen capacidad para dotar del vital líquido a la población. No obstante, a pesar de que en múltiples ocasiones el director general del SACMEX Ramón Aguirre, ha manifestado la veda de pozos, en la calle de Céfiro y Av IMAN, se construye un pozo para “dotar de agua a los pedregales”, o por lo menos, eso dice la manta que cubre la obra por las noches. A pocos metros de ese lugar, se construye un complejo inmobiliario de lujo conocido como Be Grand del Pedregal, se trata de 3 torres de 20 pisos que tendrán gimnasio, alberca, sauna y otros servicios que implican un consumo de agua mayor al de las unidades habitacionales unifamiliares. Justo frente a ese pozo, en la colonia Insurgentes Cuiculco se construye otro complejo inmobiliario de lujo sobre Av. IMAN. El boom inmobiliario de la zona, ha implicado que el gobierno se vea en la necesidad de buscar fuentes de abastecimiento de agua.

El día 29 de septiembre de 2016, el SACMEX entrego a la Coordinación de Asambleas de los Pedregales de Coyoacán, un documento con las características del pozo que se construye sobre Av IMAN y Céfiro. Se trata de una obra de 230 metros de profundidad, cuyo impacto será para las colonias Insurgentes Cuiculco, Pedregal de Carrasco, Villa Panamericana, Torres del Maurel y Pedregal del Maurel; es decir, el pozo abastecerá a las zonas donde hay un boom inmobiliario y que no padecen en la actualidad del abasto del agua como en las colonias colindantes Ajusco, Pedregal de Santa Úrsula y Ruíz Cortínez.

Este tipo de obras, manifiesta claramente que el agua en los próximos años será destinada para el beneficio de compañías inmobiliarias como lo son Be Grand. La construcción irregular de los pozos no está enfocada en el beneficio de las comunidades que más lo necesitan, sino en donde hay más inversiones inmobiliarias, el pozo sobre avenida IMAN es claro ejemplo de ello. El agua va para los megaproyectos lucrativos y no para los ciudadanos, lo cual no sólo es violatorio del derecho humano al agua, sino también un acto de discriminación hacia las colonias populares y vulnerables.

Los vecinos piden la cancelación de dicho pozo y la cancelación de la construcción del Be Grand sobre periférico. Seguir perforando el manto freático de la manera en que SACMEX lo está haciendo, implica que cada vez haya menos agua por un sobreextractivismo poco planeado, no faltará mucho para que en un futuro los complejos inmobiliarios de lujo se vean en la necesidad de pedir pipas o comprar agua embotellada para lavar los trastes. De igual manera, es necesario remarcar que, si bien los planos de factibilidad hídrica del SACMEX han determinado que no se puede hacer vivienda de alto impacto en esas zonas debido a la falta de agua, la delegación Coyoacán sigue empeñada en autorizar construcciones que sobrepasan los reforzamientos permitidos.

Porque el agua debe ser para todos

Coordinación de Asambleas de los Pedregales de Coyoacán