Vecinos buscan participar en los gobiernos locales, “Si no hay inclusión de los ciudadanos en la toma de decisiones, no se podrá avanzar en mejorar las condiciones” advierten.

  • Exigen la implementación de la suspensión de obras en Coyoacán y Tlalpan
  • “Ahora que pasaron las elecciones ya no somos escuchados por las autoridades”, manifiestan residentes de Tlalpan

El pasado 6 de octubre de 2018, las alcaldías gobernadas por MORENA en la Ciudad de México declararon suspender de inmediato toda autorización de obras, específicamente las relativas a mega obras inmobiliarias. No obstante, a pesar del mandato de la Asamblea Legislativa y el compromiso de MORENA, esto no ha sucedió para Coyoacán ni Tlalpan.

La región colindante en el periférico, entre las colonias Pedregal de Carrasco e Isidro Fabela, se ha posicionado como un pabellón inmobiliario que vulnera a los vecinos, ya que limita el acceso al agua potable, disminuye la calidad del aire e intensifica los problemas de movilidad, entre muchas otras problemáticas que los residentes del área han hecho ver a los gobiernos anteriores y actuales. Sin embargo, en este periodo incierto de transición política, la falta de cumplimiento de los acuerdos encaminados a una moratorio urbana, deja a los colonos en la indefensión.

En el caso de Tlalpan, una vez anunciado el triunfó de Patricia Aceves como alcaldesa, desde el mes de agosto, esta no ha querido atender a los vecinos que viven las afectaciones de las mega obras inmobiliarias. Los múltiples acercamientos de los residentes a la alcaldesa no han sido fructíferos y ha rechazado las propuestas vecinales para atacar las problemáticas que se originan.

Frente a este contexto, los vecinos han iniciado una serie de acciones para que ellos puedan ser el centro de la discusión en la agenda política y desde sus colonias logren decidir el rumbo de la ciudad. A pesar de que sus ideales son claros, se han enfrentado a los primeros obstáculos, donde la alcaldesa de Tlalpan ha puesto una barrera para la intervención ciudadana. Con lo cual, el viernes 19 de octubre, residentes de las alcaldías de Coyoacán y Tlalpan, asistieron a una reunión de la Alcaldesa, donde a pesar de no estar en la lista de invitados, buscaron un espacio de intervención para mitigar las barreras de participación impuestas recientemente.

Tanto de Coyoacán como de Tlalpan, los vecinos se evocarán a recuperar, forzar y construir espacios de incidencia, donde sean las asambleas vecinales, las que tomen las decisiones públicas y no los grupos políticos o empresariales que terminan vulnerando los derechos de los ciudadanos. Desde ahora, los colonos manifiestan que, si no existe inclusión de las comunidades en los gobiernos, no habrá posibilidad de mejorar las condiciones de vida en la ciudad.

Atentamente

Movimiento Vecinal de Tlalpan

Comités contra las Mega Construcciones: Villa Panamericana, Ajusco, Villas del Pedregal, Pedregal del Maurel, Santa Úrsula, La Zorra, El Caracol.

Anuncios

La delegación de Coyoacán duplicó programas sociales en tiempos electorales y piden que se respete la voluntad popular de la elección.

  • Existen suficientes evidencias para determinar que no existió un voto libre en la Alcaldía de Coyoacán, lo cual amerita una sanción.
  • Vecinos piden que el proceso no sea visto como una revancha entre partidos sino como una oportunidad para sanear las instituciones y constituir un buen gobierno para Coyoacán.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde principios del proceso electoral de 2018, diferentes organizaciones y colectivos, documentaron, evidenciaron y difundieron anomalías en el proceso electoral de Coyoacán. Verificado Mx, publicó que, desde el 31 de enero de 2018, la Delegación Coyoacán dio a conocer en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, las Reglas de Operación del Programa Social de Transferencias Unitarias “A tu Lado”[1]. De igual manera, el 23 de marzo se anunció en la Gaceta el programa para la entrega de tabletas electrónicas para estudiantes[2]. En un principio el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM), expuso que dichas políticas poseían la neutralidad requerida; sin embargo, para marzo, “A tu lado” duplicó el número de personas beneficiarias y desapareció los plazos para la entrega de recursos. En el caso de las tabletas, la delegación cambió las reglas de operación el 28 de marzo, haciendo accesible para toda la población la adquisición de una.

En su momento, los Consejeros del IECM, desconocieron la información, pero comentaron que tendrían que verificar a través de procedimientos sancionadores e investigaciones, para ver si los programas cambiaron su lógica[3].. Por su parte, Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, a través de su plataforma Democracia sin Pobreza, corroboró las dádivas de dichos programas y otros elementos, el mismo día de la elección, donde documentó que las tarjetas “A tu lado” se canjearon en tiendas de auto servicio Aurrera.

Si bien, estos incentivos pueden no ser suficientes para que una persona se vea obligada a votar por quien le entrega una despensa, el uso político de programas sociales no fue la única herramienta que se utilizó en la delegación Coyoacán para modificar el número de votos para el candidato Negrete. Como ya se declaró en la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), hubo una violencia de género directa a la candidata María Rojo, donde su foto desnuda en una obra de teatro, apareció por decenas de calles en Coyoacán. Rojo, igualmente fue hostigada en su domicilio con letreros de “Mata Viejitas” y se le vinculó con René Bejarano y con narcotraficantes a través de volantes difundidos de forma anónima por toda la Alcaldía.

En este punto, para los vecinos de Coyoacán, es necesario dejar en claro la violencia política de género, donde un cuerpo de mujer desnudo, pretendía ser suficiente para incitar a no votar por una candidata. Este fue el gatillo para el desprestigio y la calumnia hacia una mujer, sólo por ser mujer. Creemos que existe suficiente jurisprudencia en los procesos electorales mexicanos y diversas recomendaciones de los mecanismos de derechos humanos internacionales, como para no dejar este acto impune.

Aunado a ello, la represión para quienes no mostraban simpatía por el candidato del Frente, fue notoria. Negocios en la Colonia Santo Domingo fueron clausurados luego de mostrar un favoritismo a la candidata de la oposición. Asimismo, diversos comercios y locales, fueron extorsionados o amenazados, obligándolos a poner una lona o bandera del PRD. Vecinos inconformes con la administración de Coyoacán, que acudían a asambleas vecinales convocadas por diversos colectivos no partidistas, les fueron retirados programas como los de madres solteras o el seguro de desempleo. Y cabe señalar, que la represión y violencia física fue por demás evidente en mitines de la candidata Claudia Sheinbaum en Coyoacán, donde los medios de comunicación reportaron grupos de choque conformados por los mismos funcionarios de la Delegación.

Es mediante todas estas evidencias, que los vecinos consideran innegable la ratificación de la anulación de la elección para la Alcaldía en Coyoacán, a pesar de la impugnación que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) presentará. No se trata de una revancha partidistas, ni mucho menos de una acción irrespetuosa de la voluntad popular, si no de la búsqueda de sanciones a los actos de ilegalidad que violentaron los principios constitucionales y democráticos del país. El panorama para los residentes es muy claro, y es que cuando hay una coacción del voto tan severa, la libertad de elección no existe y lo que le corresponde al TEPJF es revertir dicho acto mediante una nueva elección que garantice el ejercicio autónomo de los individuos a la hora de emitir su voto.

La documentación de la compra de votos, los gastos de campaña y el desvío de recursos de otras partidas para cumplir con las dádivas ofrecidas—como en el caso del presupuesto participativo—fue tan evidente, que los vecinos de Coyoacán ingresaron una solicitud de auditoría a la Contraloría General de la Ciudad de México el pasado 17 de septiembre, con el objeto de que el nuevo Alcalde de ser Manuel Negrete, tuviera ya un antecedente de malos manejos en recursos públicos para lograr su triunfo. La petición en Change.org ha alcanzado los más de 17 mil firmantes, y de no ser ratificada la anulación de la elección, los coyoacanenses seguirán impulsando esta vía para lograr una sanción a la corrupción de su entidad.

Finalmente, las labores vecinales tienen el único objetivo de tener un buen gobierno en esta ahora Alcaldía y romper con las estructuras clientelares que afectan la vida de los ciudadanos en Coyoacán. Para ellos, el foco no está en quién ganó la elección, sino en garantizar una sanción y las medidas de no repetición para que no se sigan cometiendo estos actos tanto en la Ciudad como a nivel nacional.

#AnulaCoyoacán

Vecinos Unidos de Coyoacán

 

 

 

[1] Con un monto de 54 millones 996 mil 520 pesos

[2] Con un monto de 159 millones 270 mil 370 pesos

[3] Cabe destacar que Nelson Toledo, hermano del exdelegado Mauricio Toledo, quien en propaganda hace alusión a que los programas sociales se dan gracias a su altruismo, era el Subcontralor de Atención Ciudadana y Normatividad del IECM que, entre otras cosas, es el encargado de supervisar y dar seguimiento a las quejas y denuncias.

ENCUENTRO POR LA INCLUSIÓN VECINAL PARA LA CIUDAD QUE QUEREMOS.

IMG-20180908-WA0014

 

Vecinos, necesitamos estar presentes en el ámbito público para defender nuestra agua y territorio de los intereses de grandes inversionistas inmobiliarios. Precisamente, es en el ámbito público donde estos inversionistas han promovido cambios a las leyes en su beneficio, a través de estar presentes en las cámaras parlamentarias y presionar a los legisladores, incluso usando la corrupción, para que cedan a sus propuestas de cambiar el marco legal del desarrollo urbano para enriquecerse con sus desarrollos.

Con la administración pasada, la ley de desarrollo urbano eliminó prácticamente la participación ciudadana. Con lo cual, solo la autoridad tiene plenas atribuciones para decidir unilateralmente sobre los cambios en los usos del suelo. Desde entonces, las zonas habitacionales pueden ser rápidamente convertidas en sitios comerciales y de edificios con grandes densidades, sin necesidad de la aprobación de los residentes en las “consultas vecinales”. El control total sobre el cambio de zonificación de un predio específico, solo corresponde al gobierno de la ciudad, pero los espacios de incidencia, suelen ser cooptados por comités técnicos donde sólo participa un representante del comité ciudadano por diez representantes del gobierno local.

Pero, no solo eso, la fracción VI del artículo 41 de la Ley de Desarrollo Urbano, menciona que, si el comité técnico de modificación de los programas de desarrollo urbano no emite su dictamen en 10 días, se entenderá emitido en sentido positivo a favor de la empresa inmobiliaria que lo solicité y la Secretaría de Desarrollo Urbano de la Ciudad de México, en consecuencia, procederá a formular el proyecto de modificación.

Reunir a diez funcionarios directivos de varias secretarías y legisladores de diversas comisiones es complejo, pues están siempre saturados de compromisos. Además, los comités ciudadanos están cooptados por las autoridades del gobierno de la ciudad, dada su política clientelar. De esta manera, prácticamente los grandes inversionistas inmobiliarios, tienen asegurada su solicitud, pues en diez días es muy probable que no haya respuesta alguna a su propuesta.

Lo anterior puede ser preocupante para varias zonas en la ciudad, pues el partido político que había gobernado desde 1997 hasta 2018, impulsó políticas sociales que beneficiaron a grupos particulares de corte clientelar, dentro de políticas urbanas totalmente neoliberales que privilegiaron la realización de grandes negocios privados en selectos y rentables territorios urbanos. Dentro de estos territorios están los Pedregales de Coyoacán y Tlalpan, con colonias populares y unidades habitacionales que estorban al interés inmobiliario para desarrollar sus negocios y construir nuevas zonas residenciales compactas y de gran densidad, para gente de mayor capacidad económica. Ellos publicitan sus negocios en sectores privilegiados para que vivan al sur de la ciudad, en una zona cuyos suelos de roca minimizan los impactos de los sismos, lo cual es un privilegio que se puede vender caro.

Para expulsar paulatinamente a los actuales pobladores se usan las estrategias de “gentrificación” aplicadas por el capital inmobiliario en todo el mundo, donde destacan en una primera fase el deterioro de los servicios públicos y la carencia de agua, así como la elevación de la plusvalía del suelo y el aumento desorbitante del impuesto predial, además de las presiones para que se expropien los espacios públicos y se especule con el valor del suelo.

Ante esta amenaza, es necesario que los vecinos estemos conscientes de esta situación y aprovechemos la coyuntura de un nuevo gobierno para cuestionar este marco legal de leyes ilegitimas aprobadas por el gobierno saliente, las cuales fueron establecidas en contra de los ciudadanos y vecinos de las colonias populares. Tenemos que exigir a quienes les dimos nuestro voto que se manifiesten a favor de los intereses de los pobladores de este territorio en Coyoacán y Tlalpan, que poco a poco se va viendo que está en disputa. Con este propósito, hemos convocado a esta asamblea vecinal a los diputados electos a fin de que se manifiesten, de manera previa a que tomen posesión de su cargo, sobre la política y el marco neoliberal existente del desarrollo urbano de la ciudad y sobre la necesidad de parar a los megadesarrollos urbanos en zonas que carecen de servicios para sostenerlos, como es el caso de nuestras colonias.

Queremos que se manifiesten por el  derecho humano a la ciudad, el cual hasta ahora no ha pasado de ser un slogan publicitario del gobierno saliente, sin que se haya llevado a cabo nada para instrumentarlo a pesar de que  el 13 de julio de 2010 se firmó “La Carta de la Ciudad de México por el Derecho a la Ciudad”, en la cual se reivindica una gestión urbana democrática, la participación ciudadana en todos los ámbitos de la gestión y las políticas urbanas, para que la ciudad no sea una mercancía, sino un espacio de desarrollo humano y de interés colectivo, con una función social. Sin embargo, nada de lo que se estableció como compromiso por el gobierno saliente se realizó en la práctica.

La firma de esta carta como un compromiso internacional en 2010 solo fue un acto de publicidad política y de manipulación mediática, pues en ese mismo año se aprobó la nueva ley de desarrollo urbano a favor de los intereses de una elite inmobiliaria, con criterios plenamente neoliberales y que lo que ha hecho esa ley es acentuar más la desigualdad y la pobreza de muchos en beneficio solo de unos cuantos.

Por ello, esta asamblea vecinal exige la inclusión de los ciudadanos en las decisiones públicas de desarrollo urbano y los aquí presentes buscamos que antes del 17 de septiembre de 2018 que comienzan las labores en el Congreso Local, tengamos el respaldo de los diputados electos para que seamos nosotros los que decidamos el rumbo de la ciudad que queremos.

Con lo cual, solicitamos su pronunciamiento para parar las construcciones que nos ponen en riesgo y aumentan nuestras condiciones de vulnerabilidad, a través de la presentación de iniciativas, exhortos y realización de investigaciones que terminen con la corrupción inmobiliaria de esta Ciudad.

Por el Bien Común, defendamos nuestro Derecho a la Ciudad.

Comités Vecinales contra las Mega Construcciones.

Comentarios de los Diputados Coyoacán y Tlalpan ante el pronunciamiento vecinal

 

IMG-20180908-WA0012

Posicionamiento ante intentos de división.

Exigimos unidad y no más confrontación

Vecinos de diferentes partes de los pedregales de Coyoacán y de otras colonias, nos hemos organizado ante las estrategias de despojo de nuestros predios, la falta de agua, el aumento del impuesto predial y la construcción desmedida de edificaciones entre otros elementos.

Desde, hace 4 años, realizamos asambleas vecinales de información y de acción para buscar estrategias que permitan tener una mejor calidad de vida. Sin embargo, el proceso no ha sido nada sencillo, a pesar de una primera victoria en la batalla contra las ZODES, donde logramos cancelar la Ciudad del Futuro, diversas agrupaciones han cuestionado nuestras formas de incidencia. Las hemos respetado y hemos callado ante agresiones y difamaciones pensando que era mejor que se visibilizaran las problemáticas de corrupción inmobiliaria a que se visibilizaran las rupturas internas.

Sin embargo, estos colectivos que nos han agredido, difamado y utilizado como impulso mediático, siguen operando en nuestra contra. Consideramos que ahora, que sus demandas han sido apagadas debido a que los procesos se han quedado estancados en la administración, buscan nuevos reflectores montándose en los movimientos para después posicionar sus demandas sobre las exigencias de los vecinos que han iniciado las movilizaciones.

Por ello, ya no estamos dispuestos a seguir recibiendo más agresiones y difamaciones por parte de colectivos que sin pena, se anuncian como antipatriarcales, cuando a las primeras que agreden son a mujeres que participan y opinan.

La única solución que tenemos es la unidad y la organización, seguir tratando de romper estos dos pilares, nos hace dudar sobre la legitimidad de acciones que llevan a cabo estos colectivos.

Muchos de ellos, hemos constatado, que lo único que buscan es monopolizar demandas, y seguir con un interés mediático sin que logren influir en los procesos de cancelación de obras o en las condiciones de vida de las colonias. Hay movimientos muy visibles en ciertas partes, pero las personas que viven aledañas siguen vendiéndose a la corrupción, siguen eligiendo opciones que significan perjudicar a la comunidad y siguen apareciendo en los cierres, mitines y conferencias de prensa para la cancelación de edificaciones.

¿Qué debemos pensar?

Llamamos a la unidad vecinal contra la afronta del capital inmobiliario, que limita nuestros derechos humanos. El enemigo está haya afuera, pero ante prácticas como las que hemos venido viviendo constantemente, no sabemos hasta qué punto esté infiltrado en las asambleas vecinales.

Por ello, si la exigencia de unidad no se acata y persiste la confrontación, no dudaremos en señalar que la estrategia de” divide y vencerás”, se aplica a los movimientos que tienen éxito en la lucha por sus derechos.

Finalmente, hacemos un llamado a la reflexión, para que aquellos que se han dejado corromper, que buscan la división y el monopolio de las luchas sobre la exigencia de justicia, vean lo perjudicial de sus acciones y modifiquen sus conductas.

Vecinos de Coyoacán presentan iniciativa para evitar la cooptación política del agua

  • Vecinos de diversas colonias de Coyoacán realizan asamblea para presionar al gobierno de Coyoacán a cumplir con sus derechos humanos.
  • Exigen que después de 4 años de movilización social, sean por fin tomadas en cuenta sus peticiones por la administración pública.

17 de marzo de 2018 3

Ante la escasez de agua que ha originado la expansión inmobiliaria y las constantes fallas de los servicios públicos en la Delegación Coyoacán, vecinos de diversas colonias de la demarcación decidieron realizar una asamblea para coordinar e implementar estrategias comunitarias con el objetivo de que la demarcación cumpla con la garantía de sus derechos humanos.

La asamblea se dio cita el 17 de marzo a las 16:00 horas en las espaldas de la Planta de Asfalto, foco detonador para la transformación urbana de una de las zonas más vulnerables de Coyoacán. Ahí exigieron al gobierno, tanto delegacional como capitalino, detener la discriminación política en el acceso a servicios básicos como los son el agua potable. “No es posible que exista un presupuesto de 100 millones de pesos para pintar un camellón y no haya dinero para la gasolina de pipas que transportan nuestra agua”, mencionaron.

Así, con base en la experiencia de cierres de calles, manifestaciones, confrontaciones con autoridades públicas y recorridos a la infraestructura hídrica. Los vecinos presentaron una iniciativa ciudadana para garantizar la erradicación y la no repetición de la manipulación política en el acceso al agua. El objetivo se centra en eestablecer lineamientos de actuación básicos para incorporar la perspectiva del derecho humano al agua y al saneamiento en la administración de los recursos hídricos de la delegación Coyoacán, y en consecuencia lograr un acceso equitativo sin discriminación política y sanciones a los responsables del lucro político al agua.

Dicho protocolo de acción se puede resumir en los siguientes 10 puntos:

1) Emitir una alerta hídrica: cuando se cumple un plazo de más de 15 días sin agua, solicitar que el protocolo entre en acción.

2) Recursos Insuficientes: ante la restricción del servicio de agua por falta de recursos, el gobierno de la Ciudad de México, así como la delegación, deberán estar obligados a transparentar sus finanzas sobre la gestión hídrica y mencionar la partida de sus acciones para que los ciudadanos podamos identificar por qué no hay recursos suficientes.

3) Participación Ciudadana. La delegación se verá obligada a recibir propuestas de vecinos afectados por la falta de agua y evaluarlas en comités especiales donde participen académicos, SACMEX, Delegación, vecinos afectados, miembros de organizaciones sociales y cualquier otro actor que consideren pertinente la ciudadanía para resolver el problema.

4) Como medida urgente, la delegación se verá en la obligación de tener el servicio de pipas listo para emergencias. La delegación tendrá la obligación de tener el parque vehicular en buenas condiciones y con suficientes recursos para gasolina.

5) Evaluación Social. Los vecinos podrán emitir una evaluación del servicio de agua, donde estarán obligados a denunciar y documentar los agravios que se encuentran en la administración hídrica de la delegación.

6) Quedará prohibido incorporar la entrega de tinacos como una acción para resolver el problema de escasez hídrica en la zona.

7) Se deberá contar con una línea de emergencia. La delegación, a través del CESAC, deberá estar disponible las 24 horas para solucionar emergencias.

8) Diseñar un programa de captación de agua de lluvia en espacios públicos (escuelas, bibliotecas, centros culturales, mercados y parques). La delegación deberá implementar y diseñar un programa de captación de agua de lluvia en espacios públicos, con el fin de que estos logren una autonomía hídrica y se pueda destinar más agua potable de la red a espacios domésticos.

9) Suspender y procesar inmediatamente a los funcionarios públicos que sean responsables de la discriminación política del agua.

10) Crear un comité de vigilancia ciudadano. Este comité tendrá tres acciones principales:

  • Vigilar el buen uso de los recursos financieros
  • Documentar los casos de discriminación política en el acceso al agua; así como los casos de manipulación indebida de válvulas.
  • Emitir acciones para el pronto procesamiento de los delitos que se relacionen con la administración del agua.

Este comité deberá ser reconocido como una figura de toma de decisiones y su opinión deberá incluirse en los programas de tandeos o periodos de recortes de suministro.

Asimismo, los vecinos señalaron que buscan entablar un diálogo público con las autoridades correspondientes para lograr acciones de incidencia que garanticen tanto su derecho humano al agua. A pesar de la coyuntura electoral, el protocolo que buscan incentivar, servirá para que en época de votaciones garanticen el líquido vital en sus domicilios y eviten prácticas políticas que violentan la dignidad humana.

 

Vecinos Unidos de Coyoacán

Vecinos de Coyoacán arman campaña contra la violencia

  • Vecinos de más de 25 colonias de la Delegación Coyoacán se organizan para rechazar la violencia en la demarcación, y vigilar de manera ciudadana los comicios que tendrán lugar este año.
  • Legalidad, justicia y transparencia son las principales demandas de los habitantes de Coyoacán, aseguran.

 

(Ciudad de México, 11 de febrero de 2018). Vecinos provenientes de 26 colonias de la Delegación Coyoacán articulados en la Red Vecinal Coyoacán emprenden una campaña cívica para exigir legalidad, justicia y transparencia ante el contexto de las elecciones de julio, reiterando la obligación de autoridades delegacionales, del gobierno de la ciudad y electorales a prevenir y sancionar actos de violencia como los ocurridos en enero en Jardín Hidalgo y Villa Quietud. Ante todo, deben respetarse los derechos políticos electorales de todas las personas, sin que ello implique un riesgo a su integridad o incluso a su vida.

La Red Vecinal Coyoacán (RVC), afirma que la violencia en la delegación no comenzó con los eventos del 16 de diciembre de 2017 y el 3 de enero de 2018, ya que la violencia en espacios públicos ya había sucedido, como el 20 de noviembre de 2017 en la Colonia Santa Úrsula, o la dirigida contra el grupo Marionetitlán el 29 de octubre de 2016 en Jardín Centenario.

De acuerdo con la RVC, los habitantes de Coyoacán han sido víctimas de violencia que no fueron documentadas por medios de comunicación y que pudieron haber pasado desapercibidas por el público, aunque posiblemente otras colonias también las padecieron; por ejemplo, mediante la distribución de volantes anónimos con imágenes de cuerpos cercenados con los que se pretende descalificar a un partido político, pero que tienen también el efecto de intimidar a la ciudadanía. Además, acusan, son múltiples las amenazas por parte de comités ciudadanos afines a la Delegación, que han impedido asambleas vecinales o intimidado a los ciudadanos que se organizan por distintas causas. En suma, a través del miedo, buscan inhibir la participación vecinal, dentro y fuera de la cancha electoral.

“Si el propósito de quienes organizan la violencia ha sido crear un clima de terror, lo han logrado con creces”, señala la RVC, ya que la violencia vivida en las precampañas responde a un patrón reiterado, por lo que es de esperar que durante las campañas electorales se vuelva más peligrosa y difícil de controlar.

Exigimos a Miguel Ángel Mancera, al Instituto Electoral de la Ciudad de México, al Instituto Nacional Electoral, al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal y cualquier otra autoridad que resulte competente:

  • Investigar,, esclarecer y sancionar los hechos del 16 de diciembre y el 3 de enero, incluyendo autores materiales e intelectuales.
  • No permitir la impunidad, en caso de que funcionarios públicos tengan responsabilidad por acción, comisión o aquiescencia en estos u otros actos violentos que atenten contra los derechos de la ciudadanía, además de ser posibles delitos.
  • Garantizar que la participación político electoral y la participación ciudadana en general no sea víctima de violencia de ningún tipo, que la inhiba o merme.

A los partidos políticos, que consideren las consecuencias de incluir en sus candidaturas a quienes han sido partícipes, por permitir o ejercer,  esta violencia.

Por otra parte, esta Red Vecinal Coyoacán tiene contemplado desarrollar una serie de acciones a lo largo del año centradas en la vigilancia de programas sociales para evitar su uso electoral. Así mismo, tendrá acciones de educación cívica, mediante la difusión de información para que los habitantes de Coyoacán sepan qué cargos se eligen durante estos comicios y la responsabilidad que conlleva cada uno de ellos. La Red busca que ante todo, dentro y fuera del contexto electoral, las acciones del gobierno de Coyoacán cumplan con la legalidad, la justicia y la transparencia a la que están obligados.

Firman

Enriqueta Calvo Domínguez, Carlos Eduardo Barraza González, Victor Hugo Peralta Pliego, Rosario Cruz Taracena, Antonio Alfonso Rocha Escobar, Adriana Morán Ugarte, Virginia Morán Ugarte, Javier Espinosa Kaffie, Elena Degollado, Armida Mastache, Alfonso Estrada, Ma. Luisa Pazos Pazos, Carmen Losada Custer, Verónica Torres, Francisco Pazos, Salvador Hernández, Verónica Torres, Carmen Losada Custer, Angeles Montoya, Olga Rodriguez, Alejandro Vélez Salas, Adelita San Vicente Tello, Uriel Tufiño Sandoval, Mónica Villegas Hernández, Camila Riva Palacio, María de los Angeles Gaytán Domínguez, José Luis Hidalgo Gaytán, María Elena Gutiérrez, Lourdes Gutiérrez P, Aurelia Álvarez Urbajtel, Claudia Perulles, Araceli López, Humberto Spindola, Jaime Patiño Ruiz, Genoveva Alvarez Urbajtel, Nicolas Flores, Manuel Rivas, Colette Urbajtel, Mateo Flores, Salomón Rojas Contreras, Deyanira Estrello, Carlos Olivares, Roberto Castillo, Monica Tapia A, Victoria Novoa Martínez, Miguel Ángel Hernández Sánchez, Miguel Ángel Hernández Novoa, Brenda Hernández Novoa, Omar Alejandro Hernández Novoa, Carlos Muñoz Villarreal, Denhí Rivera Durán, Laura Gamboa, Natasha Lagunes Vulfman, José Antonio Méndez Acosta, Julio Muñoz Rubio, Norma Reyes Sánchez, Iván Espadas Barajas, Marisela González Alvarez, Ericka Arce González, Dolores Alvarez Mellado, Liliana Islas Arias, Ana Alvarez Velasco, Elena Angulo Carrera, Blanca Lilia Pierce Alfaro, Lucía Hidalgo Manzo, Norma Angélica González, Berta Alvarez Irarrazabal, Mauricio Sánchez Castellanos Prado, Emilio López Ortega Rivadeneyra, Hanzel Paniagua, Georgina Maricela Hidalgo Manzo, María Elena Hernández Lara, Beatriz Ramírez Villa, Luis Manuel Santos Ríos, Laura Lechuga Solís, Armando Roldán, Laura Dueñas, Ma. del Pilar Morales Favela, Christine Mehrer, Lorena Rendón Nava, Elizabeth Ploennig, Laura Freyermuth, Nancy Trejo, Fernando Trejo, Ernestina González, Guadalupe García, Norma Cano, Bernardo Villa Cornejo, Beatriz Villa Cornejo, Beatriz Ramírez Villa, Andrea Roldán, Ana Roldán, Héctor Zubieta, Beatriz Villarreal Cantón, Claudia Fontanot Yarza, Isabel Mejía Fontanot, Margarita Viniegra Ramírez, Tania Campero, David Campero, Atenea Garza Levy, Verónica Ruiz Olvera ,Norma Piñón, Consuelo Torres, Catalina Pérez, Benito Ruíz, Juve Hernández, Leticia Perdiz, Alva Sánchez Arredondo, Susana Castillo, Carrasco, Roberto Hernández Villegas, Carolina Martínez García, Laura Santos Ríos, Carolina Hernández Martínez, Sílvia Hernández Jiménez, Enriqueta Escobar, Eduardo Trigo. Fernando Ezeta, Sílvia Molina, Cristina Delgado, Ana Malvar, Armando Tapia, Juan Barrera Cordero, Antonio Ramírez, Natalia Lara Trejo, Carmen Trejo Luna, Adolfo Lara Vázquez, Rosalba Ramos, Teresa Cruz Torres, Fernana Connelly, Amalio Flores, Roberto Pérez, Lorena Zamora, Francisco Santiago, Raul Elizalde, Hector Oliveros, Javier Pulido, Alondra Vazquez, Adrian Rivera, Alejandro González, María de los Ángeles Fuentes, Elena Huitzil, Víctor Manuel Vázquez, Rosa María González, Bertha Espinoza, Gloria Ortega Padilla, Alejandro Valdez Ortega, Miguel Ángel Valdez Ortega, Mauricio Peña Flores, Martha Monzón Flores, Carlos Alejandro Barrera Jiménez, Estela Georgina Enríquez Basurto, Henry J. A. Cabrolier Sanhueza, María Cristina Ugarte Galaviz, Maricarmen García Vélez, Tatiana Mendoza, Rodrigo Alvarez, Emilienne Limón, Eduardo Gonzaga, Thania Mora Ortiz, Fernando Lepine, César Mario Pérez Rosas, Juan Carlos Durán, Adolfo Vázquez.

Violencia Insostenible en Coyoacán

 

Si 2017 fue el año más violento para México, para Coyoacán no fue la excepción. Desde finales del año pasado hemos vivido diferentes actos de violencia y represión que nos han hecho sentir como si viviéramos en una dictadura. En el régimen de Coyoacán está prohibido oponerse al mandatario Toledo y a su partido el PRD.

A pesar de que hemos sufrido bastante con mecanismos de control, como la discriminación política en el acceso al agua potable, para el gobierno Toledista no es suficiente la compra de votos a través del lucro electoral de pipas y tinacos; ahora la represión violenta se hace cada vez más constante. Así, todo ciudadano que se muestre en desacuerdo de las políticas de compra de votos, es blanco de agresiones e intimidaciones constantes por parte de las autoridades delegacionales.

Rechazamos todos los actos de violencia que se han originado en la delegación Coyoacán, donde—a pesar de la negativa del PRD—los simpatizantes del “Tomate” se apoderan de los espacios públicos con uso de violencia para rendir pleitesía a quien le da despensas, vajillas, tinacos, mochilas, cuadernos, botes de pintura, entre muchas otras cosas. Las clases populares, las más vulnerables, son los cotos del perredista, quien finalmente las usa para intimidar a otros ciudadanos. La táctica es simplemente mencionar que por culpa de los opositores al régimen de Toledo (puede ser MORENA u otra agrupación) se les quitarán los apoyos de despensas o tarjetas. Si la fuente de ingreso de una familia proviene de ahí, tenemos como consecuencia un ejército de personas capaces de golpear a quien sea con tal de que el mandatario Toledo no les quite los apoyos.

Así, vemos a las autoridades delegacionales hacerse a un lado a la hora de los connatos de violencia. Salen muchas personas heridas y hasta reporteros, pero ningún provocador o golpeador es detenido o procesado, los dejan huir en la calma del zafarrancho. La confianza de los golpeadores radica en que están haciendo su trabajo y no serán procesados por ninguna autoridad. Se pueden tener todos los datos de las personas que golpearon a reporteros y ciudadanos y, aun así, ninguno es procesado penalmente. Por eso, vuelven a recurrir al crimen de golpear, lanzar sillas y esconder la mano

Es increíble que el día 3 de enero se registrarán dos actos llenos de violencia, donde personas que gritaban al unísono “PRD”, arrojaron sillas, piedras y golpearon personas, justo frente a los policías de seguridad pública, quienes no hicieron nada por detener el acto y mucho menos por salvaguardar la seguridad de las personas. No hay ningún detenido, ningún culpable y por eso nosotros denunciamos directamente a MAURICIO TOLEDO y a su camarilla, de los actos de represión acontecidos dentro de las colonias Villa Quietud y Ajusco. Si no hay responsables del acto es porque el dictador los protege.

Asimismo, rechazamos los comunicados de deslinde elaborados por el PRD de la CDMX, se trata de una gran mentira el que no tengan culpabilidad en dichos actos. Los habitantes de estas demarcaciones hemos sido violentados en más de una ocasión por las mismas personas que aparecen en los videos, quienes no temen mostrar su filiación por el partido poniendo banderas del sol azteca en sus puertas o manifestando sus amistades con las autoridades delegacionales. De igual manera, no creeremos que no haya vínculos con estos grupos delictivos hasta que no se responsabilice a los culpables y haya una investigación penal en marcha.

Nos solidarizamos con los reporteros que han sido agredidos en las últimas semanas, debido a los actos de represión de esta dictadura Toledista, y repudiamos todos los actos de violencia y compra de votos.

Exigimos seguridad y el respeto a nuestros derechos.

Reiteramos que esto no es una confrontación entre partidos políticos, esto es una administración que criminaliza a los ciudadanos para implementar un gobierno de terror que blinde acciones delictivas detrás de un fuero político.

No queremos vivir en una dictadura, queremos que se nos garanticen nuestros derechos y se ejerza justicia sobre los coyoacanenses.

¡Fuera Toledo!

¡Fuera Valentín Maldonado!

No más Represión

Vecinos Unidos de Coyoacán.