Nos sobran los motivos para denunciar a la administración de Coyoacán: Vecinos de los Pedregales

  • WhatsApp Image 2017-04-05 at 2.05.21 PM
  • Vecinos de Coyoacán denuncian que la falta de agua en sus colonias se debe a la manipulación de válvulas por parte de la delegación
  • Se ha permitido la construcción de grandes obras inmobiliarias en zonas que el SAMCEX ha determinado como escasas de agua

Desde hace poco más de un mes, en los pedregales de Coyoacán la falta de agua ha resultado un problema mayúsculo, nuestra calidad de vida disminuye de manera drástica y parte de los ingresos de las familias debe destinarse para la compra de pipas o garrafones que permitan continuar con las actividades diarias de una persona, como asearse o cocinar. Se han realizado múltiples manifestaciones, cierres de calle, marchas a la delegación y/o asambleas vecinales, que buscan ponerle fin a este problema. Pero el resultado sigue siendo el mismo: no hay agua.

Parte de las actividades que hemos realizado incluyen mesas de trabajo con el SACMEX y la delegación Coyoacán, donde hemos escuchado miles de justificaciones para no dar el líquido, desde que tenemos demasiados hijos hasta que la ciudad en sí no tiene agua. No obstante, nos hemos dado a la tarea de recorrer los pozos que abastecen a nuestras colonias, donde descubrimos que estos funcionan adecuadamente. Acorde con información emitida por el SACMEX los pozos: Moctezuma, Zapotecas, Nahuatlacas y Ajusco ubicados en la colonia Ajusco—donde existe un foco rojo de falta de agua—poseen una presión de 30 litros por segundo, y en diversos recorridos, los ingenieros del SACMEX nos han mostrado el funcionamiento correcto de los mismos. Aunado a esto, en la Avenida Aztecas y la calle de Rey Moctezuma se ha construido un nuevo pozo de agua que pretendía subsanar el problema. El nuevo pozo comenzó a funcionar el 27 de marzo de 2017, pero no ha tenido una repercusión positiva para los habitantes, la falta de agua sigue latente inclusive con la construcción de este. De igual manera, en las calles donde se cambió la tubería de agua para mejorar el abasto, no se ha visto ninguna mejoría en el servicio.

Para justificar el fenómeno, la delegación Coyoacán ha repetido en múltiples ocasiones, a través del jefe de operación hidráulica Renato Ruíz, que el problema del suministro se debe a que el SACMEX no manda suficiente agua del Cutzamala para abastecer a tanta población que se localiza en los pedregales. El SACMEX, por su parte, manifiesta que ellos mandan el agua y revisan el buen funcionamiento de los pozos, pero es la delegación quien se encarga de la distribución. En últimos recorridos para revisar pozos, vecinos y SACMEX especulan que el agua no llega debido a la manipulación incorrecta de las válvulas; sin embargo, operación hidráulica de la delegación no se ha hecho presente para revisarlas y en su defecto calibrarlas. Es necesario mencionar, que, si bien el Sistema Cutzamala suministra la red de la ciudad, la principal fuente de abastecimiento para los capitalinos viene de pozos subterráneos y agua superficial. Coyoacán junto con otras delegaciones como Xochimilco y Tlalpan, es una de las demarcaciones productoras de agua, y muchos de los pozos sirven para suministrar a otras entidades; lo que significa, que si los pozos están en buen funcionamiento—como se ha revisado en los recorridos—la carencia de agua no debería ser tan grave como la que estamos viviendo.

Ante este panorama, los vecinos nos preguntamos ¿a dónde se va el agua? Como parte de las acciones vecinales para resolver el problema, hemos instalado una contraloría social del agua que, si bien no está institucionalizada, funciona como un organismo de participación activa que identifica los problemas en nuestra comunidad.  A través de ella, hemos mapeado los nuevos desarrollos inmobiliarios aledaños a nuestras colonias: Be Grand en la colonia Pedregal de Carrasco, Quiero Casa en la colonia Caracol y el pueblo de los Reyes; y High Park Sur en la colonia Caracol. Estas residencias verticales se encuentran en zonas donde el SACMEX ha estimado no hay factibilidad hídrica para la construcción de más de 30 viviendas, pero estos desarrollos de ser habitados representarían aún más población de la que tienen nuestras colonias. Edificios de 30 niveles con un aproximado de 300 o más departamentos, demandarían probablemente más agua que lo que demandan los pedregales. Sobre estos polígonos, de igual manera, se construye un nuevo pozo, con 230 metros de profundidad, una diferencia excesiva con los pozos de los pedregales que tienen de 77 a 85 metros de profundidad. Mientras a los pedregales les falta el agua, parece que se hace todo lo posible para que a estas residencias no les falte. De ahí que buscamos aclarar si la manipulación de válvulas y esta escasez se relacionan con las inmobiliarias que se han impuesto alrededor de nuestras colonias.

Así, mientras la delegación no nos da ninguna explicación más allá de que no hay agua en el Cutzamala, una de las peticiones recurrentes ha sido que nos muestren los videos de las cámaras de seguridad para identificar a las personas que manipulan las válvulas. No obstante, la delegación no ha contestado sobre ese tema, a pesar de las múltiples denuncias de los vecinos que han manifestado ver como personas cercanas a los comités vecinales mueven válvulas en determinado tiempo para dar agua unos instantes y luego cortar el servicio. Otro punto importante es la distribución de las pipas, donde colonos han presenciado como pipas de la delegación llegan a un mismo domicilio hasta tres veces en la semana, mientras a otros vecinos les tarda hasta dos semanas que una pipa pueda llegar a dejarles agua. El favoritismo de la delegación no tiene más justificación que la intención de un uso político del agua; es decir, que esta se usa como una recompensa.

Un último punto dentro de todo este panorama, son las fugas de agua, las cuales son reportadas de manera constante, pero por falta de presupuesto no pueden arreglarse. Así, desde el año pasado en la colonia Santa Úrsula, las redes secundarias fueron dañadas debido a las obras de re-encarpetamiento de la delegación, dejando varias fugas en las calles. Algunas de estas fueron pavimentadas sin que se resolviera el problema, a pesar de que no se ven debido al asfalto, los vecinos saben que el agua brota y es un problema más en el abasto del suministro. Otras fugas han quedado expuestas y llevan casi un año sin arreglarse de forma adecuada. En la calle San Carlos, por ejemplo, la ruptura de la tubería inundo comercios debido a la cantidad de agua que brotaba; sin embargo, esta no pudo ser reparada adecuadamente, los técnicos encargados compraron con su dinero cámara de llanta de una vulcanizadora cercana y parcharon la fuga. A la fecha en la calle San Carlos el agua sigue brotando de la tubería, sin que haya posibilidad de una reparación adecuada debido a que no hay presupuesto.

Por todo lo anterior, nos encontramos hoy en la Secretaría de Gobierno de la CDMX, para denunciar que la administración de Coyoacán atenta contra nuestro Derecho Humano al Agua, que es necesaria una sanción a los responsables de estos sucesos y que, si Valentín Maldonado no puede garantizar nuestro derecho humano, deberían considerar en este gobierno central su remoción del cargo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s