Salvemos al CASU

13100668_252113458475507_6658695250995175189_n

Como vecinos de los pedregales de Coyoacán vemos con desagrado las acciones de hostigamiento, violencia, represión y abuso del personal de la delegación hacia los talleristas y usuarios del Centro de las Artes de Santa Úrsula (CASU), el cual tiene una labor social importantísima para el desarrollo íntegro y humano de los que habitamos en la ciudad. Consideramos que no se puede seguir permitiendo que personal poco capacitado dirijan un centro cuya trayectoria se ha convertido en un espacio para la renta y el lucro y no para las artes y la cultura. Este espacio se trata de una conquista social de los vecinos de Santa Úrsula, quienes exigen más espacios para la creatividad y la cultura, no para el espectáculo y la usura. Por lo mismo, manifestamos que, como vecinos, padres de familia y gente cercana al CASU no permitiremos que se denigre este lugar a costa de cacicazgos y abusos por parte de las autoridades de Valentín Maldonado.

Consideramos inconcebible que lejos de encontrar una solución al conflicto, la delegación haya iniciado una campaña de hostigamiento y acoso a los usuarios y talleristas del CASU. De igual manera, repudiamos que las denuncias de estos atropellos se deriven en ruines y nefastas difamaciones a los denunciantes, como es el caso de la maestra Rebeca Mundo, cuya trayectoria la respaldan como una mujer trabajadora, comprometido y luchadora, no sólo en los pedregales sino en movimientos tan importantes como lo es el de Atenco. Su compromiso con CASU y sus estudiantes, la hacen una persona ejemplar y son deplorables las acusaciones que le hacen para sacar provecho de la situación. No obstante, el diálogo de Valentín Maldonado, es el de la fuerza bruta, y a los que exigen justicia se les reprime y se les difama como si su gobierno fuera la victima de los atropellos que ellos mismos cometen.

Como vecinos de los pedregales, nos mostramos hartos de estos abusos, de esta incongruencia y falta de compromiso. Necesitamos una delegación diferente, donde los centros de cultura sean espacios para todos y no para bodegas o promocionales de comida de perros. La cultura es un derecho que debe garantizarse y limitar el trabajo de los talleristas, hostigarlos y difamarlos, solo prueba que en esta delegación es más importante dar tortas, juguetes y tinacos, que pensar en el desarrollo social de los habitantes.

No permitiremos más atropellos ¡Ya Basta!

Necesitamos sumarnos para defender CASU, para defender el territorio, para defender el agua y la vida.

#SalvemosAlCASU

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s